La alcaldesa de Argamasilla de Calatrava será juzgada por presunto delito medioambiental desde el próximo lunes

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Ciudad Real ha acordado señalar para los días 12, 13, 14, 15, 16, 19 y 20 de abril, a las 10.00 horas, las sesiones del juicio oral contra la alcaldesa de Argamasilla de Calatrava, Jacinta Monroy, por presuntos delitos relacionados con los vertidos de aguas residuales sin depurar procedentes del municipio y su polígono industrial en la zona conocida como 'El Juncal'.
Archivo - Audiencia Provincial de Ciudad Real
Archivo - Audiencia Provincial de Ciudad Real
EUROPA PRESS - Archivo

El Ministerio Fiscal acusa a la alcaldesa y a otros dos concejales de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente por el que pide una pena de tres años y seis meses de prisión con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante la condena, y multa de veinte meses con cuota diaria de 20 euros.

El juicio, señalado en principio en marzo de 2020, tuvo que ser suspendido por la situación generada por la incidencia del coronavirus.

La apertura de juicio oral fue solicitada por el Ministerio Fiscal (que solo acusa a la alcaldesa por el presunto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente) y las acusaciones popular y particular, Ecologistas en Acción de Ciudad Real y la plataforma vecinal Caleros-La Mata, respectivamente, que añaden la acusación por los presuntos delitos de falsedad en documento público, prevaricación administrativa y lesiones imprudentes, según consta en el autor de apertura, de 4 de junio de 2019.

Además serán juzgados por un presunto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente los concejales Jesús Manuel Ruiz Valle y su antecesor en la cartera municipal medioambiental, Antonio Gil Muñoz, al tiempo que el Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava ha sido emplazado como responsable civil subsidiario.

En su escrito, consultado por Europa Press, el Ministerio Fiscal acusa a los tres investigados de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente por el que pide una pena de tres años y seis meses de prisión con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante la condena, y multa de veinte meses con cuota diaria de 20 euros.

En este sentido, la Fiscalía, esgrimiendo informes de diversas muestras recogidas por el Seprona, considera que los acusados, desde al menos el año 2014, conocedores de la inexistencia de una instalación adecuada de depuración de aguas residuales urbanas e industriales a la que "estaban obligados" desde el 1 de enero de 2006, no procedieron a su implantación e incumplieron las condiciones "cuantitativas y cualitativas" en el vertido al filtro verde, incumpliendo así una autorización provisional de vertidos otorgada por la Confederación Hidrográfica del Guadiana en marzo de 2004.

En concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Público interesa la condena de los acusados a indemnizar solidariamente a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha por los daños ocasionados en el dominio público, que serán tasados en ejecución de sentencia, con reposición de la situación del paraje a su estado original.

La plataforma vecinal sostiene que la actuación de los acusados "ha producido contaminación del medio receptor de los vertidos, así como del acuífero hasta tal punto que ha provocado efectos contaminantes irreversibles".

LOS ACUSADOS SE SIENTEN VÍCTIMAS

Por su parte, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava recibía en marzo de 2020 de manera "positiva" la fijación de vista oral.

En un comunicado enviado entonces a los medios de comunicación, tanto Jacinta Monroy como Jesús Ruiz, alcaldesa y primer teniente de alcalde respectivamente, consideraban "una buena noticia la posibilidad de dar, al fin, las explicaciones oportunas ante el tribunal" por unos supuestos hechos de los que, en todo caso, se sienten "también víctimas".

El comunicado, suscrito también por el anterior miembro de la corporación municipal, Antonio Gil, señalaba asimismo que la carencia de una estación depuradora de aguas residuales "tendría que haber sido resuelta hace años por cuenta de otras administraciones, al plantearse primero con carácter supramunicipal".

En este sentido recordaban que a lo largo de la anterior década se trabajó en una infraestructura de depuración compartida por los municipios de Puertollano, Argamasilla de Calatrava y Almodóvar del Campo, "quedando años después solo estos dos municipios implicados para, finalmente, determinarse instalaciones individuales".

"Por eso y con el fin de haber satisfecho la necesidad de sanear las aguas exclusivamente dependientes del municipio de Argamasilla de Calatrava, los comparecientes han venido realizando todos los esfuerzos posibles que hoy en día se está traduciendo en la construcción de la depuradora", aseguraban.

El Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava estima que la nueva depuradora de aguas residuales entre en funcionamiento en los próximos meses tras una inversión de 3,5 millones de euros. La planta está diseñada para tratar 2.800 metros cúbicos al día de aguas residuales con una demanda biológica de oxígeno de 203 miligramos por litro, correspondientes a una población equivalente de 9.500 personas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento