El Ayuntamiento aprueba la licitación de 8 quioscos y 20 cabinas de teléfonos como soportes publicitarios digitales

El Ayuntamiento de Logroño va a poner en marcha un proyecto de promoción del comercio local en el que ocho quioscos de prensa y veinte cabinas telefónicas, que serán sustituidas por tótems electrónicos, se convertirán en soportes publicitarios digitales para dar visibilidad y un nuevo impulso al comercio minorista de la ciudad.
Archivo - El presidente de la Asociación de Vendedores de Prensa de La Rioja y propietario, José Pujades, en su quiosco
Archivo - El presidente de la Asociación de Vendedores de Prensa de La Rioja y propietario, José Pujades, en su quiosco
EUROPA PRESS - Archivo

Como ha apuntado este miércoles el portavoz del equipo de Gobierno municipal, Kilian Cruz-Dunne, "el objetivo de esta iniciativa es proporcionar al comercio local una plataforma publicitaria con soportes para cartelería y señalética digital, generando espacios para la publicidad de sus iniciativas y ofertas, dando una nueva utilidad a elementos de mobiliario urbano actualmente en desuso o en mal estado".

Para ello, la Junta de Gobierno Local ha aprobado el expediente de contratación para el despliegue de elementos publicitarios de marketing digital, cuyo procedimiento será puesto en marcha en los próximos días; así como un gasto de 162.551,40 euros.

El proyecto será financiado con 81.602,40 euros por la Unión Europea a través del Programa Operativo Plurirregional de España FEDER 2014-2020, gestionado financieramente a través de la Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de España.

EL PROYECTO.

Tal como se presentó el proyecto, el pasado mes de febrero, 20 antiguas cabinas telefónicas de Logroño y ocho quioscos de prensa de la ciudad se convertirán en tótems publicitarios digitales, que recogerán y difundirán mensajes relacionados con el comercio local, cultura o turismo.

Como explicó en aquel momento la concejala de Economía, Hacienda, Comercio y Turismo, Esmeralda Campos, "se trata de crear una red digital con los quiscos y antiguas cabinas telefónicas, para contar con una nueva herramienta que poner a disposición del comercio de proximidad".

Se cumpliría, de este modo, según sus palabras, "un doble objetivo: por un lado, dar un nuevo impulso al comercio con esta herramienta digital, y, por otra parte, dar una nueva utilidad a elementos actualmente en desuso, como es el caso de las cabinas telefónicas".

Recordó que este proyecto se desarrollará, de momento, en los ocho quioscos de prensa que están aún en funcionamiento, así como en 20 de las 48 antiguas cabinas, "que se reconvertirán en esos tótems digitales aprovechando la tecnología de la que ya disponen".

Así, se instalarán paneles digitales "que constituirán espacios" en los que se proyectarán mensajes relacionados con el comercio local, el turismo o la cultura en la ciudad, como las programaciones del Teatro Bretón o del Cubo del Revellín, en estos últimos casos.

"Los comercios podrán anunciarse, presentar sus productos y ofertas, o también se podrán presentar campañas municipales", reseñó Campos, quien apuntó que, aprobada hoy su licitación en la Junta de Gobierno, estará seguramente en funcionamiento "para el segundo semestre de este año".

Esta red de cartelería y señalética digital se ubicará, inicialmente, en diferentes puntos del centro comercial de la ciudad de gran afluencia de personas y con varios núcleos comerciales cercanos entre sí, entre los que el consumidor puede desplazarse cómodamente a pie.

Añadió además que "esta instalación servirá también para ampliar y mejorar la red WiFi municipal, dando un mejor servicio a ciudadanos y visitantes, y posibilitar la inclusión de sensores y otros dispositivos de monitorización del espacio urbano que sirvan de punto de partida para futuros proyectos tecnológicos de innovación y promoción de la actividad comercial".

Así, estos puntos de la red de cartelería y señalética digital incluirán módulos de comunicación (Ethernet, células 5G, Bluetooth o RFID), antenas WiFi para ampliar y mejorar la cobertura de la red municipal, soportes para la instalación de sensores o cámaras de vídeo, etc.

La finalidad de este proyecto singular es "transformar equipamientos urbanos que cuenten con una elevada concentración de actividades comerciales minoristas en equipamientos de publicidad y captación de consumidores para el comercio local logroñés".

"Esta iniciativa responde directamente a la necesidad de implementar medidas complementarias y extraordinarias para el impulso de la actividad comercial debido a su deterioro producido por la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19", ha señalado la concejala.

Para hacer efectiva esta ayuda económica, el Ayuntamiento de Logroño firmará en las próximas fechas un convenio con la Cámara de Comercio de España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento