La Hermandad de la Sangre de Cristo lleva 800 años custodiando a los muertos
Los hermanos están recogiendo firmas para poder continuar con su labor.

La Hermandad de la Sangre de Cristo lleva desde el año 1286 dedicada a la recogida y traslado de los fallecidos en Zaragoza, de forma altruista y ayudados de una pequeña subvención del Ayuntamiento. Ahora, una ley autonómica puede hacerles desaparecer para que una empresa privada se ocupe de esta gestión.

Esta cofradía, formada por unos 50 hermanos, lleva más de 800 años recogiendo los cadáveres de aquellos que mueren solos o en circunstancias violentas. «Cada semana un hermano está de guardia, y en cuanto llaman del juzgado de guardia se pone en marcha, sin importar hora, fecha o lugar», explica el hermano mayor de la Hermandad, Ernesto Millán.

la Hermandad ya ha recogido 10.000 firmas para que puedan seguir dando este servicio

Por este servicio sólo cobran sueldo el conductor y el camillero que la Hermandad contrata para ayudar en el traslado del cuerpo. Los sueldos de estos auxiliares se pagan junto al resto de material forense y la gasolina de las furgonetas a través de una subvención municipal. En 2009 tienen una partida de 82.450 euros. Sin embargo, una ley autonómica que pretender unificar criterios de custodia, sobre todo en muertes violentas, hace peligrar el futuro de la Hermandad.

Para evitar esta situación, la Hermandad ha organizado una recolecta de firmas en la plaza del Justicia durante las procesiones de Semana Santa. Ya llevan 10.000 firmas.

Los hermanos consideran que detrás de todo esto se busca «hacer negocio con la muerte». En Aragón se registran unas 800 muertes de media de este tipo al año, de las cuales 500 son de Zaragoza y alrededores; «esto supone en cifras de funerarias entre tres y cuatro millones de euros», explica Millán.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA.