Organizar una procesión cuesta unos 18.000 euros: La devoción no conoce la crisis

  • Algunas cofradías han acordado permitir la participación en los desfiles de los cofrades en paro aunque no estén al corriente de los pagos.
  • Organizar una procesión cuesta unos 18.000 euros, cantidad que incluye flores, cirios y, lo más caro, la banda de música.
  • Este año se hacen ajustes en los gastos en palmas, música o flores.
Procesión madrileña del Jesús Nazareno "El Pobre" y María Santísima del Dulce Nombre.
Procesión madrileña del Jesús Nazareno "El Pobre" y María Santísima del Dulce Nombre.
J.L. Pino / Efe

Casi 60.000 nazarenos en Sevilla, 30.000 en Málaga y en Zamora, 15.000 en Murcia, 8.000 en Valladolid y en Zaragoza... están ya preparados para salir en procesión esta Semana Santa. La devoción se impone a la crisis, aunque haya habido que hacer ajustes en los gastos en palmas, música o flores.

Algunas cofradías, que han visto mermados los ingresos por las cuotas de sus miembros, han acordado permitir la participación en los desfiles de los cofrades en paro, aunque no estén al corriente de los pagos, para que nadie deje de salir en la Semana de Pasión.

La devoción está "por encima de cuestiones económicas", explica Gerardo Sabador, presidente de la Real Federación de Cofradías y Hermandades de Granada, donde se celebra la Passio Granatensis, que conmemora el centenario de la salida del Santo Entierro Magno, origen de la actual Semana Santa, y que el sábado podría congregar a unas 200.000 personas en su recorrido.

Más arreglos en los hábitos

Las cofradías se sustentan con una cuota anual de entre 10 a 40 euros, aunque cada una se rige por normas distintas, como distintas son las procesiones en Andalucía, Levante, Aragón o las ciudades castellanas, donde reinan la multitud, el fervor, cornetas y tambores, el recogimiento o la imaginería. En ocasiones, la salida comporta un donativo o se adjudica en subasta, según el puesto o si se portan símbolos procesionales.

Organizar una procesión, según Gerardo Sabador, cuesta unos 18.000 euros, cantidad que incluye flores, cirios y, lo más caro, la banda de música. La indumentaria depende de cada hermano, aunque hay cofradías que alquilan los hábitos.

Es difícil hacer estación de penitencia por menos de 150 euros, entre el hábito, cuotas y limosnas, aunque las túnicas más caras, en terciopelos o brocados, pueden subir a 900 euros, según la Unión de Consumidores de Andalucía. El atuendo de los costaleros supone unos 60 euros.

Este año hay menos compras, pero más arreglos. "Se han apañado más cosas. Prendas que en condiciones normales se harían nuevas, si la túnica se ha quedado justa o pequeña porque los niños han crecido, ahora se arregla y se aguanta con lo que hay", indican en la sevillana Casa del Nazareno, donde se hacen hábitos, capirotes, cíngulos, escudos, guantes y demás complementos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento