Moschino rinde homenaje a la mujer con una fantasía 'postpandémica', donde ellas son las protagonistas

Para Moschino, la nueva normalidad no tiene cabida.
Para Moschino, la nueva normalidad no tiene cabida.
Moschino/YOUTUBE

Moschino no está para nada de acuerdo con la nueva tendencia new comfort que nos ha dejado la pandemia. Para Jeremy Scott, director creativo de la firma, ahora más que nunca es cuando necesitamos la fantasía que solo la moda puede darnos.

Poseído por el espíritu de Franco Moschino, Jeremy Scott diseñó esta colección en conjunto con el cortometraje que quería hacer, con cada modelo, aspecto y dimensión planificados con precisión antes de que siquiera existieran las prendas.

La visión de la colección Jungle Red fue el crear un armario para después del encierro con todo el glamour de la época dorada de Hollywood: un guardarropa surrealista para tiempos surrealistas.

El diseñador se declara totalmente contrario a la nueva tendencia de ropa cómoda: “Comfort schmomfort ! Lo que necesitamos ahora más que nunca es fantasía, glamour y cosas que te hagan sentir maravilloso, y no creo que los pantalones deportivos hagan eso", dijo para Vogue.

Con invitadas de lujo como Precious Lee, Dita Von Teese, Winnie Harlow, Hailey Bieber, Miranda Kerr y Shalom Harlow, Scott organizó una representación multidimensional de la vida cotidiana de una mujer: trajes para negocios, ocio, viajes y bailes. Todas las actividades para las que no hemos tenido ninguna razón para vestirnos durante el año pasado.

Este viaje al pasado se centra en los años 40 y 50, por lo que toda la inspiración bebe de sus siluetas. Los trajes de raya diplomática son los que definen a la mujer trabajadora de Moschino, aunque esta también disfruta de escapadas al campo más idílico al estilo de Sonrisas y lágrimas.

Como no podía ser de otra forma, los looks inspirados en las incursiones africanas tenían que estar presentes. Los colores camel, las pamelas y botines de tacón al estilo Panama Jack protagonizaron esta parte del desfile.

Sin embargo, lo que nunca pudimos imaginar fue que Jeremy Scott hiciera de, literalmente un saco de patatas, varios vestidos e incluso, un par de tacones.

La siguiente parada para  Moschino en la vida de la mujer es en un museo, donde mujeres de la alta sociedad van a empaparte se un arte que está muy vivo. 

Los trazos de pintura de estas prendas nos recuerdan mucho a la colección de hombre que la firma presentó hace unas semanas en la Semana de la Moda masculina de Milán con prendas de inspiración arty.

Finalmente, llegamos a todo el glamour de Hollywood con Marilyn Monroe como principal inspiración en el look de Precious Lee encarnando a la ambición rubia y Winnie Harlow nos sorprendió con u increíble vestido de corte sirena adornado con perlas que simulaban un collar.

Pero la gran sorpresa la llevaba Dita von Teese, en lo que parecía un vestido rojo de corazones. Aunque recogía todo el espíritu de Moschino, no llamó la atención por ese detalle, sino por una abertura en forma de corazón que dejaba completamente al descubierto el trasero de la mítica modelo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento