Cadáver exquisito
Ejemplo de un cadáver exquisito realizado, entre otros, por Tristán Tzara y A. Breton. http://www.danieltubau.com

Quien más quien menos jugó alguna vez de pequeño a continuar la frase de su compañero en el autobús o dibujar al alimón la caricatura del profesor de turno. Sin saberlo estaba poniendo en práctica una técnica surrealista conocida como el cadáver exquisito.

De haber sido inventado ahora, en el siglo XXI, el pasatiempo literario y gráfico del cadáver exquisito vendría avalado por algún estudio científico sobre sus propiedades mentales. Como ocurre que fue una reinvención del surrealismo, no han quedado más que las palabras de André Breton para definirlo: "Lo emocionante para nosotros en este tipo de producciones era la certeza de que para bien o para mal, representaban algo que no era posible por el trabajo de una sola mente".

Cadaver exquisitoEl cadáver exquisito es un método de creación colectiva de textos que consiste en plasmar algo a continuación de otra cosa sin preocuparse de la coherencia o el sentido que el resultado final pudiera tener. La técnica pronto pasó de la escritura al dibujo y de ahí al collage.

El juego fue popularizado -a partir de un antiguo pasatiempo de salón- por los miembros de la corriente surrealista (el mencionado Breton, Paul Éluard o Tristán Tzara) a principios del siglo XX y recibe su nombre de la que se considera que fue la primera oración creada a partir de este método: "El cadáver exquisito beberá el vino joven".

Creación colectiva en la Red

El cadáver exquisito está muy relacionado con otras técnicas como la escritura automática o los caligramas. Espontaneidad, intuición, mundo subconsciente eran las claves del proceso de creación surrealista, obsesionado con descubrir, en la línea de Freud, los verdaderos impulsos que habitan en los individuos.

El auge de la cultura colectiva, debido a las nuevas formas de comunicación, son herederas, en parte, de aquellas técnicas caóticas con las que los viejos poetas trataban de pervertir la realidad del arte y la sociedad.

En esta página de Internet se puede participar, de forma anónima, en la creación de un cadáver exquisito virtual. Tan sólo hay que seguir los pasos y dejar volar la imaginación.