Así es Ojani Noa, el desconocido primer marido de Jennifer Lopez 24 años después

La actriz y cantante Jennifer Lopez posa a su llegada a la alfombra roja de 26ª edición de los premios del Sindicato de Actores.
La actriz y cantante Jennifer Lopez.
DAVID SWANSON / EFE

Él tenía 21 años y ella, 26. Se habían conocido en un bar de Miami en 1996 y el 22 de febrero de 1997 decidían que el único paso posible en su relación era pasar por el altar. "Yo no comí nada, estaba muy nervioso, pero contento, alegre. Ella estaba también muy contenta y emocionada. Hubo 300 invitados, entre ellos algunos famosos como Oliver Stone y Christian Castro". Hablamos de Jennifer Lopez y de su primer y desconocido marido, el actor cubano Ojani Noa.

La actriz y cantante, que ahora está prometida con el exjugador profesional de béisbol Álex Rodríguez con quien sale desde 2017 y cuya boda se vio pospuesta por el coronavirus, siempre ha estado ligada al mundo de la prensa del corazón por sus numerosos romances, pero su primer matrimonio siempre ha pasado más desapercibido pues aún estaba despuntando en el mundo del espectáculo.

"Nunca me he casado en una iglesia. Me he casado tres veces, y una vez fue de nueve meses y otra vez fue de 11 meses, así que realmente no las cuento", ha asegurado ella, refiriéndose, en primer lugar, a su segundo matrimonio, con el coreógrafo y rapero Chris Judd (aka. Puff Daddy), que duró de septiembre de 2001 a junio de 2002, y en segundo, lugar, a Noa (el tercero en cuestión, Marc Anthony).

Actualmente, a sus 46 años, Ojani Noa se define a sí mismo en Instagram de una forma muy multidisciplicar: "actor, modelo, presentador de televisión, productor, escritor, empresario y entrenador personal". De hecho, en este último campo es donde quizá más salida tenga en este momento, a juzgar por cómo se ha dedicado por entero a entrenar y a mantener una excelente forma física.

En 2007, en una entrevista con el programa ¿Dónde estás corazón? de Antena 3 (entrevista a la que también pertenece el primer entrecomillado de este artículo), Noa definió a la que fue su esposa utilizando los adjetivos "tierna, tímica y sencilla" y relató la manera en la que surgió el amor entre los dos, que se acabaría en enero de 1998, una vez el excamarero se trasladó a Los Angeles, sin llegar a cumplir el aniversario de su boda.

"Vino muchas noches al local con sus amigos, me fijé en ella y me di cuenta de que era muy guapa. Tenía miedo a enamorarme pero me dejé llevar", afirmó entonces. "Cuando me contó que era actriz, fue como un sueño hecho realidad. Me pregunté por qué me había elegido a mí, pero creo que la conquistó mi seriedad, mi actitud ante el trabajo. Ella es tierna, tímida, sencilla y honesta. Sus besos saben a chocolate y son suaves y ardientes", declaró.

A pesar de que al comienzo las cosas fueron difíciles por la distancia, en el momento en que Jennifer Lopez comenzó a ser conocida la relación empeoró debido a quienes le tachaban de interesado. "Su familia al principio pensaba que estaba con ella por dinero, pero tuve que aguantar los comentarios, pese a que me molestaban. Ella decía que no le importaba lo que dijeran", explicó.

Sin embargo, esa fama de interesado solo ha mutado en la de aprovechad y pesetero, debido a que durante todos estos años ha intentado, siendo detenido por Jennifer Lopez y la justicia, de hacer caja con su matrimonio con la cantante y actriz.

Fue en 2004 cuando ambos firmaron un acuerdo de confidencialidad con el que la artista pretendía cerrar un capítulo de su vida que, sin embargo, iba a ir a más en los años siguientes. JLo, de hecho, le había pagado 150.000 dólares (unos 125.000 euros) después de que Ona acusara a su exmujer de despido improcedente, dado que él trabajaba en un restaurante que era propiedad de la neoyorquina.

En 2006, Lopez demandó a Noa por incumplir su acuerdo e intentar vender un libro titulado The Unknown Truth: A Passionate Portrait of a Serial Thriller, en el que contaba, como explicó el periódico The New York Times, detalles privados de la vida sexual de JLo y una larga lista de romances, como con varios compañeros de rodaje de la película Anaconda (del mismo año 1997) o con el empresario Chris Paciello, así como que Lopez le había sido infiel ya entonces con Marc Anthony.

Asimismo, la artista y cantante ha conseguido parar en los tribunales la intención de Noa junto a un socio comercial, Ed Meyer, tanto la película documental Cómo me casé con Jennifer Lopez: La historia de JLO y Ojani Noa como el tema que ha derivado en un mayor número de discusiones en los tribunales entre ellos: distribuir, en un principio produciendo un DVD, y más tarde vendiendo la cinta, un vídeo casero de la luna de miel en el que aparece Jennifer Lopez ligera de ropa y en situaciones de alto contenido sexual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento