Sandra Barneda pone en su lugar a Diego en 'La isla de las tentaciones: hay más imágenes'

Diego, en 'La isla de las tentaciones'.
Diego, en 'La isla de las tentaciones'.
Mediaset

Este miércoles, Telecinco apostó por La isla de las tentaciones: hay más imágenes en su prime time. Aunque el programa apenas muestra contenidos inéditos, sí emitió el vídeo del momento en el que Diego y Sandra Barneda se dirigían, en coche, a la sala de visionado, lugar en el que vería 10 minutos en directo de Lola.

El joven decidió ser quien utilizara el privilegio para aclarar la convulsa relación con su novia. Y es que, él siempre ha utilizado el acercamiento entre Lola y Simone para dejarse llevar por la tentación. Sin embargo, con la excusa, ha ido bastante más lejos con las tentadoras que Simone, algo que Barneda no dudó en recordarle. 

"Siempre hago la comparación de cuando iba a pelear, que me daba muchos nervios y también tenía tensión por lo que iba a pasar. Aquí parece raro pero es eso multiplicado por mil. Yo con Lola más que una relación ya eran planes de futuro. Me dolería muchísimo ver que ser ha echado todo a perder, sobre todo por las primeras actitudes de ella, sería un desengaño para mí, la verdad", dijo el boxeador.

Fue entonces cuando una perpleja presentadora dijo: "Por las primeras actitudes de ella, porque después tú también te has dejado llevar", dijo. Las palabras causaron efecto en Diego, que respondió: "Sí, también mi reacción. No me arrepiento, pero tampoco estoy orgulloso. Me encantaría ver a Lola arrepentida, así al menos veo que hay oportunidad. Si la veo de otro rollo ya sé que está todo perdido", añadió, temeroso.

Barneda insistió y preguntó por quién habría cruzado más el límite, y el cantante se mantuvo en sus trece: "Yo, pero por lo que vi de primeras, si no, no lo habría cruzado". Tras esto, tuvo lugar el acercamiento de posturas que se emitió en el episodio anterior.

En los vídeos, Lola dijo: "Éramos ideales, era mi ratonín. Me faltaban cosas, pero lo tenía todo. A Simone no puedo seguir abrazándole, ni mirándole, ni sonriéndole, ni nada. No me sale darle un beso, solo pienso en la boca de Diego, se me parte el corazón; ojalá pueda arreglarlo. Mi corazón me pide que luche. Me imagino su cara del día de la despedida, con sus ojitos azules… me he equivocado, me he dejado llevar, no sé qué me ha pasado. Necesito verle, necesito abrazarle", confesó Lola.

Emocionado, Diego dijo que seguía queriendo a Lola con locura: "Está arrepentida y agradezco que mi novia me ponga una indirecta. Ahora estoy hecho un lío, ya veré si la perdono, aunque todo es hablarlo. Mi madre también me dice que muestre más, que deje un orgullo al lado".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento