Miguel Carcaño, el autor confeso de la muerte de Marta del Castillo, ha
intentado quitarse la vida en la prisión de Morón de la Frontera, según han confirmado fuentes penitenciarias.

Un preso lo encontró en los baños de la cárcel colgando de un cordón que había sacado de su chándal y logró rescatarlo sin que sufriera lesiones graves. La agencia EFE asegura, citando fuentes penitenciarias, que Miguel dejó una carta en su celda. Ésta ya está en manos del juzgado de instrucción número 4 de Sevilla. El contenido de la misiva no ha trascendido y ahora debe ser analizado por el magistrado que investiga la muerte de Marta.

Siguen buscando pistas sobre la desaparición de Marta del Castillo en el vertedero
Miguel, que en una primera declaración confesó que mató a la joven sevillana y la arrojó al Guadalquivir, cambió luego su versión y afirmó que abusó de Marta junto a 'el Cuco', y luego fue éste quien la mató. También explicó que juntos la arrojaron a un contenedor de basura; desde que se produjera esta nueva declaración, se busca a la chica en el vertedero donde llega toda la basura de Sevilla.

Esos cambios de versión hicieron que dos abogados renunciaran a la defensa de Miguel. La última, Paloma Pérez Sendino, una letrada especializada en narcotráfico, ha explicado que el joven tiene ganas de "colaborar".

Miguel Carcaño fue ingresado en la cárcel de Morón el pasado 17 de febrero. Su abogada fue a visitarle el miércoles por primera vez.