La Audiencia de Barcelona ha confirmado la sentencia que condenó a penas de multa a seis mossos d'esquadra por actuar de forma desproporcionada y extralimitarse en la detención de un grupo de jóvenes con los que se enfrentaron a las puertas de la discoteca "Rosebud" de la capital catalana.

Se enfrentaron a las puertas de la discoteca "Rosebud" de la capital catalana
En su sentencia, la sección novena de la Audiencia de Barcelona desestima el recurso que la Generalitat presentó contra el fallo del juzgado de instrucción número 10 de Barcelona, que también condenaba a multas a cuatro jóvenes por enfrentarse a los agentes.

Los seis agentes fueron condenados por faltas de lesiones y vejaciones en una dura sentencia en la que la juez recriminó la actuación policial, que llegó a calificar de "desafortunada, innecesaria, desproporcionada" e incluso "repugnante".

Los incidentes ocurrieron el 5 de abril de 2008, cuando un grupo de jóvenes de entre 18 y 19 años que acababa de celebrar una fiesta de cumpleaños se enzarzó en una trifulca con unos agentes, lo que derivó en una pelea con 29 personas implicadas -13 jóvenes, 12 mossos y 4 guardas del local- que se cruzaron denuncias por lesiones y vejaciones.