«La venta ya no es lo que era». Así resume África, de Fincas Riazor, la situación inmobiliaria en A Coruña. Sin embargo, ella, como el resto de expertos consultados por 20 minutos, avalan el panorama que dibuja el Instituto Nacional de Estadística: aquí se está aguantando el tirón de la crisis. Con 11.665 viviendas vendidas, la provincia cerró el 2008 con 221 casas más que cambiaron de manos, lo que supone un incremento del 1,93%.

Este aumento, aunque pequeño, coloca A Coruña en una situación privilegiada, en el selecto grupo de las provincias españolas que escapan al desplome de las ventas. Sólo se salvan Teruel, Palencia y Badajoz. A Coruña completa la lista de zonas donde aumentaron las transacciones inmobiliarias.

En Galicia se vende un 7,2% menos

Lugo, Ourense y Pontevedra, por el contrario, han sucumbido a la tónica general de caída de las ventas, que en Galicia se situó el pasado año en el 7,2%. A nivel nacional, fue más alarmante: 27,9%.

Aunque los expertos inmobiliarios consultados se resisten a elucubrar sobre las circunstancias que lleven a los coruñeses a continuar comprando en plena crisis, sí apuntan al hecho de que, quizás, la recesión del sector todavía esté por llegar. «Aquí llegará, pero se sigue aguantando», afirma Silvia, de la inmobiliaria Rías Altas.

Optimista inicio de 2009

Otros trabajadores del sector, sin embargo, creen que lo peor ya ha pasado y los primeros datos de este año parecen darles la razón. En 2008 los coruñeses compraron una media de 972 viviendas al mes y este año arrancó con 1.179 casas en enero.

El estancamiento de las transacciones no es el único efecto de la crisis económica en A Coruña. El mercado también se está reajustando, con constantes cambios. Así, si en 2007 el 56% de las viviendas vendidas eran usadas, el pasado año sólo representaron el 39% de las operaciones. «La segunda mano tiene que bajar más, porque aún se piden barbaridades», afirma Silvia, de Rías Altas, que asegura que los constructores de vivienda nueva han ajustado los precios mucho más que los dueños de pisos usados.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA