La bolsa neoyorquina cerró este lunes con un alza del 6,8% (la mayor del año hasta ahora) en el Dow Jones de Industriales, después de que el Departamento del Tesoro divulgase los detalles del plan con el que el equipo de Gobierno de
Barack Obama pretende sanear los balances de los bancos y estimular el crédito.

Ese índice bursátil, que incluye a algunas de las mayores empresas estadounidenses, sumó 497,48 puntos y quedó en 7.775,86 unidades.

La bolsa neoyorquina no registraba estos avances desde noviembre

El mercado Nasdaq, por su parte, avanzó un 6,76% (98,50 puntos), hasta 1.555,77, y el selectivo S&P 500 ganó un 7,08% (54,38 puntos) y quedó en 822,92 unidades.

El mercado neoyorquino registró avances porcentuales y en puntos que habían quedado en el olvido desde mediados de noviembre pasado y prolongó con ello una tendencia que, en general, ha sido positiva en las dos últimas semanas.

Inversores privados

Los operadores bursátiles reaccionaron así al anuncio del Tesoro de su intención de liberar a los mayores bancos estadounidenses de activos problemáticos (los denominados activos tóxicos), que perjudican sus resultados y han frenado el flujo de crédito entre las entidades.

El Tesoro adquirirá activos tóxicos por valor de un billón de dólares

El Tesoro dejó clara su intención de adquirir estos activos, en colaboración con inversores privados, por un importe de hasta un billón de dólares.

El Gobierno estadounidense usará para ello entre 75.000 y 100.000 millones de dólares del plan de rescate financiero aprobado en octubre pasado por el Congreso.

El mercado neoyorquino se hallaba desde hacía más de un mes a la espera de conocer los detalles de un plan que ya avanzó en sus líneas generales el secretario del Tesoro, Timothy Geithner el 10 de febrero.