El Foro del Agua no reconoce este recurso como un derecho humano fundamental

  • Ha contado con un mínimo respaldo de los 190 países.
  • España, junto con otras naciones, propuso hace del agua un Derecho.
  • El Foro ha generado "esperanza", pero no políticas concretas.
Un niño africano bebiendo agua.
Un niño africano bebiendo agua.
ARCHIVO

El V Foro Mundial del Agua, que comenzó el pasado lunes 16 de marzo, concluyó este domingo sin contar con el reconocimiento del agua como un derecho fundamental del hombre de los cerca de 190 países participantes, un llamamiento que lleva arrastrándose desde la anterior edición de México en 2006, y que tan sólo en Estambul ha contado con un ´mínimo´ respaldo de 19 países, entre los que se encuentra España.

"El aspecto más polémico de la declaración oficial del agua ha sido reconocerla como Derecho Humano. España ha liderado junto a un grupo de países latinoamericanos, Suiza o Sudáfrica, entre otros, el que pueda considerarse este derecho", explicó en declaraciones a los medios españoles la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, al tiempo que indicó que se trata de un bien del que los españoles pueden sentirse "orgullosos de defender" aunque "a lo mejor no lo aprecien tanto" y que para personas de terceros países es algo "inalcanzable".

Así, indicó que el V Foro Mundial de Estambul ha generado "esperanza" porque la ´Declaración de Estambul´ abre la posibilidad de trabajar en varios frentes, entre ellos "el trinomio agricultura vinculada con alimentación, agua y energía". En este sentido, comentó que hay que seguir produciendo alimentos para que no se dé la situación de hambre en el mundo, siendo "conscientes" de que la agricultura es una de las actividades que "más agua utiliza".

A su juicio, otro de los temas que con más intensidad se ha tratado es la concentración de la población en las zonas costeras, así como la necesidad de hacer un estudio y una planificación integrales de la utilización del agua en estas zonas.

"También se ha hablado de grupos de población más vulnerables como mujeres y niños, especialmente en países en vías de desarrollo, así como de la puesta a disposición de aquellos recursos no convencionales, como la desalinización y la reutilización, en los que España es líder", añadió. "Trabajar para solucionar todos estos problemas es hablar de sostenibilidad y hacerlo bajo un concepto nuevo del agua", señaló la titular de Medio Ambiente.

Por su parte, la directora General de Agua del Departamento, Marta Morén, comentó que Francia y Alemania comparten que el agua es un derecho fundamental del hombre, aunque no se hayan suscrito a este documento anejo a la ´Declaración de Estambul´ y que la Unión Europea, en consecuencia, ha preparado un texto en el cual se manifiesta "una posición similar" y que igualmente será anexo a esta ´Declaración de Estambul´.

Lo que el texto dice

El texto reza: "Reconocemos las discusiones, los debates en el marco de Naciones Unidas en lo que respecta a los Derechos Humanos y el acceso seguro al agua potable y al saneamiento. Reconocemos este derecho y revisaremos cómo podrá llevarse a cabo en nuestras leyes nacionales, reglamentos, políticas y prácticas".

No obstante, Morén indicó que en la declaración oficial que han ratificado todos los países se ha reconocido la necesidad de que exista una seguridad para el agua, así como los cambios globales, "sin precedentes y rápidos", que impactan sobre el agua: el crecimiento de la población, migraciones, urbanizaciones, cambio climático, desertificación, sequías y degradación, entre otros.

"En particular merece la pena hablar del énfasis que se ha puesto los esfuerzos necesarios para alcanzar los Objetivos del Milenio 2015 y con ello mejorar el acceso al agua limpia y segura, al saneamiento, a la higiene, además de al buen estado de los ecosistemas lo antes posible. Todo ello en un contexto de gestión integrada de los recursos hídricos", destacó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento