Comunidad Valenciana

La EMT recibió 1.574 quejas de usuarios valencianos el año pasado por retrasos

  • 1.279 reclamaciones fueron por el comportamiento de los conductores.
  • 295 se debieron al mal funcionamiento de sus líneas.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA

Frecuencias de paso que se incumplen, autobuses que se saltan paradas o constantes retrasos son sólo algunos de los motivos por los que la Empresa Municipal de Transportes (EMT) recibió el año pasado un total de 1.574 quejas de los usuarios.

De esta forma, según se desprende del balance de la oficina de atención al cliente al que ha tenido acceso 20 minutos, 1.279 de estas reclamaciones de los valencianos estuvieron relacionadas con el comportamiento de los conductores y 295 con el mal funcionamiento de sus líneas.

En este sentido, el presidente del Comité de Empresa, Jaime Collado, ha explicado que la mayoría de quejas que reciben de los usuarios las reciben "cuando vas con retraso por el tráfico o los coches que aparcan en el carril bus y te ordenan que te saltes paradas para recuperar tiempo. Como es normal, el usuario que recoges y que no ha subido al autobús que iba delante, está cabreado, pero si nos dicen que nos saltemos paradas, no podemos parar, no es culpa nuestra".

Además, "también hay muchas quejas cuando no abres la puerta una vez has salido de la parada o porque dicen que hemos fumado en el autobús". En cuanto a las reclamaciones por el servicio, "se refieren a retrasos o poca frecuencia de paso. En este sentido, la línea 12 está recibiendo muchas quejas porque antes llegaba al centro y ahora te deja en la plaza Zaragoza".

De esta forma, el concejal del PSPV, José Luis Ábalos, ha explicado que "estos datos demuestran que el servicio merece una revisión global porque, además, ha bajado mucho el número de viajeros». Por ello, considera "«necesario promocionar más el transporte pública y remodelar líneas que llevan muchos años en marcha y están obsoletas".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento