La enseñanza sólo en castellano se desploma en los últimos 20 años
El rostro de los niños refleja su angustia en el primer día de clase, ayer, en el colegio público Cervantes de Bilbao. Rafa Suttil
Los datos no engañan. En los últimos 20 años, la enseñanza sólo en castellano ha sufrido un bajón. Únicamente, el 24,4% de los alumnos estudian en el modelo A este año. Hace dos décadas,  lo hacía el 73, 5 % (ver gráfico). Ayer se iniciaba el curso escolar y más de 138.000 alumnos asisten ya a clases en cualquiera de los 498 colegios públicos que hay en el País Vasco. Los matriculados en centros privados lo harán a partir del lunes. En total serán 287.000 alumnos. De ellos, más de la mitad, exactamente el 52,3%, estudiará sólo en euskera.  De todos estos escolares, 18.574 niños de tres años empiezan el colegio por primera vez.
 
No todo va tan bien
 
A pesar de que desde el Departamento de Educación del Gobierno vasco se muestran contentos por el inicio del curso, parece que no todo es tan bonito como lo pintan. El sindicato UGT recuerda que la adjudicación de destinos de profesores no está completa y que aún quedan centros que no han cubierto sus plazas. También apuntan a que la rehabilitación de edificios en algunos colegios no se ha llevado a cabo.
 
Nada barato
 
La llegada del curso escolar implica mantener ocupado el tiempo de los niños, lo que supone un alivio para la mayoría de los padres, no así para sus bolsillos. La cuesta de septiembre únicamente es comparable a la de enero, ya que al coste de los libros de texto hay que sumar, en el caso de muchas familias, los gastos de uniformes, transportes, comidas o matrículas. En Euskadi, cada familia se va a gastar entre 460 y 1.080 euros.
 
Hablan los padres
 
Milagros Aminola 52 años, ama de casa «Los niños empiezan el nuevo curso muy ilusionados. Han disfrutado con las vacaciones, pero estaban deseando volver. Tienen muchas ganas de empezar».
 
Begoña Rua 39 años,  en paro «Mis hijos vuelven bien. No tenían muchas ganas de empezar, pero se han resignado y han venido con ganas. Para mí es un descanso, porque dan bastante guerra».
 
Javier de Jesús 36 años, fotógrafo «Mis críos están encantados, tienen la lección bien aprendida y ya saben que después de las vacaciones comienza el curso. Para mí es hora de descansar un poco».
 
Conchi Orcasitos 47 años, profesora «Los de primaria se toman bien la vuelta al cole, donde más cuesta es en infantil, que es cuando llegan los lloros. Los niños más pequeños no quieren separarse de sus padres».
 
770 euros de media se gasta cada familia vasca con hijos en edad escolar
 
¡Ojo con los atascos! Con la vuelta al cole salen 271 autobuses
 
Transportan a más de 9.800 alumnos sólo en Bizkaia - Si durante el verano los conductores han podido disfrutar, más o menos, de un tráfico fluido en Bilbao, con la llegada del nuevo curso ya se pueden ir olvidando. El transporte escolar hace que el tráfico de autobuses por las carreteras vizcaínas en hora punta sea constante.
 
Uno de los puntos más conflictivos es como siempre Bilbao, cuyas entradas a la ciudad acostumbran a estar colapsadas por sí mismas. El comienzo de curso dificulta aún más el tráfico.
 
Zonas conflictivas
 
Entrada por Sabino Arana: Es uno de los lugares donde se concentra más tráfico a primera hora en Bilbao.
 
Entrada por plaza Zabalburu: Otro de los principales accesos a la ciudad, donde se unen los que llegan de Vitoria y San Sebastián.
 
Calle Ribera: En este punto del Casco Viejo bilbaíno confluyen el tranvía, los camiones de reparto del mercado, autobuses escolares y los propios vehículos particulares.