Fontanar escuchará a todos sus vecinos antes de cambiar la ordenanza de huertos de ocio tras las quejas de Campiña Verde

La modificación de la Ordenanza Reguladora del Uso y Aprovechamiento de huerto familiares y de Ocio en el paraje de El Olivar de Fontanar (Guadalajara) ha generado la queja pública de la asociación Campiña Verde. Entiende que con este cambio se pretende quitar estos espacios a quienes ahora los disfrutan. De ahí que el equipo de Gobierno haya paralizado el cambio, con la intención de recoger las voces de todos los interesados en estos espacios.
Huerto del Museo del Greco (Toledo)
Huerto del Museo del Greco (Toledo)
EUROPA PRESS - Archivo

Pero el alcalde de esta localidad campiñera, Víctor San Vidal, ha negado este extremo, en declaraciones a Europa Press, y ha explicado que tan solo se trata de evitar que sean siempre las mismas personas las que usan estos espacios y así abrirlos a nuevos vecinos si así quisieran.

Este asunto iba en el orden del día del pasado pleno de la localidad pero ante el alboroto "interesado" por parte de algunos y la confusión que haya podido crear en el pueblo, el regidor decidió retirar el punto de la modificación de esta ordenanza con el fin de contar antes con la opinión de "todos" los vecinos del municipio, "que son los verdaderos propietarios de los huertos". En todo caso, no descarta algún tipo de cambio.

"Siempre estamos abiertos a escuchar y a conversar porque buscamos el interés general, no el particular", ha señalado a Europa Press el alcalde, cuestionándose si detrás de esta queja de Campiña Verde a través de un comunicado no habrá intereses políticos de la formación Podemos.

Así, frente a la preocupación de la asociación Campiña Verde de "retirar" los huertos "ecológicos" a los vecinos que los cultivan/disfrutan en la actualidad, San Vidal ha aclarado también que no son ecológicos sino de familiares, "otra cosa es que uno pueda plantar productos ecológicos".

"Esperamos que las explicaciones del Consistorio tengan el suficiente peso para justificar tal medida. En caso contrario, solicitamos la restitución de los huertos a sus beneficiarios", la Campiña Verde, decisión que de momento está en compás de espera al retirarse este punto del pleno.

No obstante, San Vidal ha recordado que la Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas establece que los municipios ponen a disposición de sus vecinos estos huertos de titularidad municipal y que se podrán utilizar un máximo de tres años, prorrogables uno más.

Eso no significa, ha precisado el alcalde de Fontanar, que pasados esos cuatro años no puedan volver a solicitarlo. Es más, la nueva ordenanza pretende recoger más claramente que si hay nuevos vecinos que opten y nunca se les haya adjudicado, puedan también tener ese derecho.

"Lo único que se pretende con esta nueva ordenanza es evitar quitarles los huertos a quienes los usan bien", ha precisado tras insistir en que se trata de 40 huertos familiares y de ocio, de unos 800 metros cuadrados cada uno, que son "de todos los vecinos de Fontanar y no de unos pocos".

"No se puede vestir el interés particular como si fuera el general, y quiero decir abiertamente que creo que esto es un movimiento de la formación Podemos y de sus redes para hacer un ataque político y desvirtuar cualquier acción del Ayuntamiento", ha apostillado.

La ordenanza que iban a llevar a pleno el pasado jueves también establecía sanciones mayores para los adjudicatarios de estos huertos que pasado el plazo no lo entregaran al Ayuntamiento de nuevo para una nueva adjudicación y para aquellos que no los destinen para el fin que se dan.

La ordenanza actual contempla que a los cuatros años los usuarios perderán su condición de serlo mientras que la nueva introduce el matiz de que tras ese periodo tendrán dos meses adicionales para abandonar el huerto, algo que, a juicio de San Vidal, les otorga la posibilidad de optar de nuevo a ese u otro terreno para cultivar.

El alcalde de Fontanar asegura que tan solo son unos pocos los que están "dando guerra" con afirmaciones que no son verdad pero, en todo caso, ha insistido en que no se hará nada hasta que no se consulte a todos los vecinos.

En la actualidad, los adjudicatarios de estos huertos pagan al Ayuntamiento seis euros al año, una cantidad que tampoco ahora viene contemplada en la ordenanza y que se quiere introducir para que esté mejor regulado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento