Huelga de agentes de primera intervención de la M-30.
Agentes de primera intervención de la M-30 se han manifestado ante la Alcaldía de Madrid, en Cibeles. EFE

Los trabajadores del servicio de emergencias de los túneles de la M-30 de Madrid han cortado un carrill de la M-30 a la altura del túnel del estadio Vicente Calderón, en dirección norte, pasadas las 8.00 horas de este jueves. La protesta ha causado problemas a los muchos conductores que a esa hora utilizan la M-30 para acudir a sus trabajos.

Denuncian la "falta garantías para socorrer a los afectados en posibles accidentes"

Desde esta madrugada están en una huelga indefinida para protestar por la falta de camiones de primera intervención y equipos individuales y por la "falta garantías para socorrer a los afectados en posibles accidentes".

Hacia las 10.00 horas los trabajadores han trasladado su protesta a la plaza de Cibeles, donde se encuentra el Ayuntamiento de Madrid, para mostrar su "indignación" ante la situación que están viviendo.

Los sindicatos cifran en el 91% el seguimiento de la huelga mientras que la empresa asegura que sólo el 1,4% no ha acudido a trabajar.

Sin cascos, botas o protectores ignífugos

Un responsable del comité de empresa ha asegurado que la empresa encargada del mantenimiento de la carretera, EMESA, "está incumpliendo el pliego de condiciones técnicas impuestas por el Ayuntamiento de Madrid cuando hizo la concesión".

Denuncian que la empresa retiró hace unas semanas los cuatro camiones de primera intervención con los que contaban los trabajadores para actuar en casos de urgencias en los túneles y que, además, faltan equipamientos personales como cascos, botas o protectores ignífugos. "Ahora tenemos que ir en furgonetas para atender las urgencias", dicen.

Además, acusan a EMESA de estar "defraudando económicamente" al Consistorio al tener contratados un 15 o 20 % menos trabajadores empleados de los 80 exigidos y al no tener siempre abiertas las cuatro bases necesarias para realizar las intervenciones.