Joaquín Guzmán: "Las radios siguen viviendo de los éxitos de hace cuatro años"

Joaquín Guzmán: "Las radios siguen viviendo de los éxitos de hace cuatro años"

Joaquín Guzmán
Joaquín Guzmán 544 (ARCHIVO)
Ampliar
  • El locutor fundó Rockola.fm, proyecto pionero en Internet en español.
  • Cree que artistas y sellos se han quedado sin un "escaparate mediático".
  • Joaquín Luqui le enseñó "mucho de música y a tratar a los artistas".
Locutor de radio y melómano empedernido aunque asistente social de profesión, Joaquín Guzmán decidió un buen día dejar la radio convencional -presentó el popular programa La Gramola- y fundar uno de los proyectos musicales más interesantes de la Red en español, Rockola.fm.


¿Qué tal va su experiencia con Rockola.fm?
Es una aventura emocionante. Sobre todo porque cuando llegas a los 45 que parece que todo vuelve a empezar, y tengo la emoción de cuando tenía 25. Estamos muy contentos de cómo ha quedado, queremos ser un medio de comunicación de música independiente.

¿Cómo surgió el proyecto?
Rockola.fm en la calle está desde junio de 2008, aunque abrimos una beta cerrada para usuarios en febrero, mes en el que cumplimos dos años trabajando en ella.

Aquí hay un montón de grupos como Amaral que fuera de España se entienden mal

¿Qué ofrece de nuevo?
Nosotros ofrecemos una especialización de la música en español. No todo lo que está cantado en español es latino, que es lo que entienden sitios como Last.fm y demás, sobre todo porque están diseñados en países anglosajones. Y aunque Internet es global, la cultura es muy local, y aquí hay un montón de grupos como Amaral, que suenan a todas horas y venden mucho, fuera de España se entienden mal. Se les relaciona, por ejemplo, con Shakira; aquí haces eso y salen sarpullidos. Esto es un punto de partida importante. Además, damos la posibilidad a cualquier artista, tenga discográfica o no, para que su música suene en Rockola.fm. Y tenemos contenido propio, como entrevistas a los artistas, etc.

¿Tiene Rockola.fm la misma filosofía que tenía La Gramola en su día?
Tiene dos elementos muy comunes. Uno que es el descubrir cosas nuevas. De hecho, Rockola.fm está diseñada para que no puedas buscar una canción en concreto, sino para que pidas un artista y te pongan cosas de él y parecidas. Y es un sitio donde damos prioridad a lo que la gente quiere que suene, hasta tal extremo que mandamos un correo electrónico a cada usuario diciéndole “ya lo tienes”.

En aquel programa casi ejercía de psicólogo…
Esto viene de mi formación anterior. Soy asistente social y especializado en psiquiatría. En más, hasta que yo trabajé en la radio profesionalmente, estuve siete años trabajando en la Comunidad de Madrid en rehabilitación de enfermos mentales. No aplicaba ninguna técnica, sólo me ponía en posición de escucha, y es lo que hacía que la gente me contase cosas; de ahí escribí un libro.

¿Cómo ve el estado de salud de la radio?
Hay dos tipos de radio, la generalista y la temática. En España la segunda es sobre todo musical, aunque con excepciones deportivas y económicas. Y en un porcentaje alto es privada. Durante muchos años las emisoras temáticas privadas han sido las encargadas de descubrir y hacer éxitos, algo que no estaba escrito en ningún sitio pero que ha funcionado así. Dejando un poco de lado algo que deberían haber hecho las públicas y que en el modelo inglés ha funcionado perfectamente con la BBC. Entonces llegó un momento en el que este modelo no era un negocio y sacaron la bandera de ‘no tenemos por qué hacer cultura’. Y artistas y discográficas se han encontrado sin un escaparate mediático donde venderse. Las radios siguen viviendo de los éxitos de hace cuatro años y esto es un problema. Nadie apuesta por nada nuevo, así que la gente se va a Internet, que es donde descubre a los grupos.

Es difícil que cierta gente coja el hábito de escuchar música a través de un móvil o de Internet

¿Internet es entonces la solución?
Solamente les queda una cosa a sitios como Rockola.fm y a los que vayan a aparecer en el futuro, que sean móviles. Que no dependan de un ordenador, de una conexión. En el momento en el que se estandaricen las conexiones en un móvil, en una PDA, etc, ese día las radios van a empezar a morir. La radio musical tiene los días contados, excepto si hace una cosa que yo creo que es a donde va a tener que ir, especializarse en un público superior a 55 años. Es difícil que esta gente coja el hábito de escuchar música a través de un móvil o de Internet, y además se criaron en la cultura musical de los 60 y 70, que ahora mismo no hay dónde escucharla. Si hubiera una radio así, que pusiera Los Bravos o Los Brincos, sería un éxito.

¿Qué recuerdos tiene de Joaquín Luqui?
Muchos. Estuvimos haciendo un programa todos los días de cine en M-80, Banda Sonora, y esto me obligó a tener una relación con Luqui estrecha. Tengo un recuerdo muy cariñoso, me enseñó mucho de música y a tratar a los artistas. Y siento cómo lo trataron a él en sus últimos días. Era un personaje peculiar, te ibas con él de viaje a Londres y no llevaba ni bolsa, era un hippie colocado en este siglo; y te llevaba a un concierto de Paul McCartney y éste le saludaba; sabía perfectamente quien era, con esos pelos.

Tanto atender peticiones de la gente, ¿usted qué música escucha?
Esta es una buena pregunta. Escucho música de lo que me toque entrevistar o catalogar; permanentemente. Pero cuando estoy en casa, me da una pereza terrible ponerme un cedé concreto, me gusta que me sorprendan y me pongan cosas variadas. Quedaría un poco obvio decir que escucho Rockola.fm, pero lo hago. Me pongo, por ejemplo, la emisora ‘entre los 80 y los 90’ optimista... Depende mucho del día.

¿Cuántos discos tiene en casa?
No los he contado. Pero muchos. Como ya no me cabían los empecé a meter en maletas. Hay tres de 500 cedés de recopilatorios de música disco, porque yo he sido dj durante muchos años. Y de bandas sonoras. Tengo un sistema de estanterías doble.

Yo era un fanático de grupos como Jethro Tull, Camel o, en España, Ñu

¿No le dio nunca por meterse en un grupo?
Si, empecé tocando la batería y la flauta travesera. Yo era un fanático de grupos como Jethro Tull, Camel o, en España, Ñu. Pero no encontré hueco y no tenía voluntad. Hoy es una de las cosas que me despiertan más admiración, tiene que ser bestial tocar en un concierto.

¿Se acuerda de su primer día en la radio?
Si, era sábado, un turno de locutor de radiofórmula de 6 a 8 de la mañana. Como era nuevo, si metía la pata no se iba a enterar mucha gente… Era en Radio Minuto.

¿Alguna anécdota curiosa?
He encontrado artistas parcos en palabras. Pero también personajes divertidos, como Willy DeVille, que nada más empezar la entrevista me sacó un huevo de cerámica con una cabeza de serpiente disecada, y me dijo que iba a ser su inspiración. O Meat Loaf, que me acabó cogiendo en brazos. Y de españoles, me lo he pasado genial con Manolo García, que suele contar chistes al público, y con Sabina.

¿Se ha llevado algún buen amigo?
Ismael Serrano, por ejemplo. También me llevo bien con Pedro Guerra o con Carlos Goñi, aunque no voy buscando la amistad. Si surge, surge.
Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url https://www.20minutos.es/noticia/456013/0/entrevista/joaquin/guzman/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios