El precio de la bombona de butano bajará tres euros a partir de abril. Es el anuncio realizado este martes por el ministro de Industria, Miguel Sebastián, durante su comparecencia ante la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso, que ha afirmado que con este descenso la bombona tendrá un precio de 10,5 euros. Se calcula que este abaratamiento supondrá un ahorro anual de 72 euros para un usuario medio.

La electricidad no bajará a pesar del abaratamiento de las materias primas

La revisión en el precio del butano responde a la actualización de la fórmula automática de cálculo de esta tarifa, que tiene en cuenta la materia prima, el flete (transporte marítimo) y la cotización del euro frente al dólar.

Se trata, por tanto, de una rebaja del 22% de su precio (se preveía que fuera entre un 15% y un 20%) y no será la única ya que Sebastián ha apuntado que también habrá una "rebaja sustancial" del gas natural, sin precisar la magnitud de este descenso, en tanto que la electricidad no bajará a pesar del abaratamiento de las materias primas.

El ministro ha asegurado que, en el caso de la factura de la luz, no es posible trasladar al usuario la evolución de las materias primas porque las tarifas eléctricas no sólo retribuyen la generación ordinaria, sino que también cargan con los costes generados por las energías renovables, el transporte, la distribución y la financiación del déficit de tarifa.

Evolución de los precios

El precio de la bombona de butano, que se mantuvo invariable en la revisión de octubre de año pasado después de haber alcanzado en abril el récord de 14,1 euros, bajó en enero 26 céntimos, hasta los 13,5 euros, lo que al consumidor medio le supuso un ahorro de 5,76 euros. La rebaja de 3 euros que se llevará a efecto a partir de abril es la mayor desde 1993.

En cuanto al gas natural, la tarifa bajó en enero un 3,6% gracias al abaratamiento del petróleo, después de la subida en octubre del 9,6%.