Diez ciclistas recorrerán más de 2.300 kilómetros para llevar ayuda a Sudán

  • Sudán ha ordenado la salida de las ONGs extranjeras.
  • Serán veinte jornadas por Uganda, El Congo, Ruanda y Burundi.
  • Piensan adquirir el equivalente a un camión cargado de alimentos.
Diez ciclistas aficionados recorrerán cinco países de Africa. (EFE)
Diez ciclistas aficionados recorrerán cinco países de Africa. (EFE)
EFE
Los diez miembros de la sexta etapa de la
Vuelta al Mundo Solidaria en Bicicleta, presentada el sábado en Toledo, adquirirán en
ayuda de emergencia para
Sudán, un país que ha ordenado la
salida de las ONGs extranjeras. Por primera vez desde que se creara este grupo de "quijotes del siglo 21", como ellos mismos se definen,
Biciaventura Solidaria se adentrará en África, y sus integrantes recorrerán más de
2.300 kilómetros en veinte jornadas por Uganda, El Congo, Ruanda y Burundi.
Uno de los problemas que tenemos es la falta de medios para construir escuelas, colegios y dispensarios

El objetivo humanitario de esta aventura se materializará a través de Cáritas Burundi, con la construcción y el equipamiento de un centro de servicios múltiples, un centro sanitario y un hogar escuela para niños huérfanos en Gitega (Burundi), pero la grave situación en Sudán ha variado en parte los planes del grupo.

Antonio Henares, director de Biciaventura Solidaria, ha dicho que recibieron hace dos días una "llamada urgente" desde Kampala (Uganda), a través de un misionero español que ha pedido ayuda para los sudaneses, tras la decisión del presidente de ese país, Omar Hasan al Bachir, de expulsar a trece ONGs.

La expulsión fue decidida por Al Bachir, después de que el pasado 4 de marzo la Corte Penal Internacional ordenara la detención del presidente sudanés, al que acusa de crímenes de guerra y lesa humanidad en la región de Darfur. Naciones Unidas ha advertido de que la expulsión de las ONGs causará "un daño irreparable" a los más de 4,7 millones de personas que en la región de Darfur dependen de la ayuda humanitaria.

Henares ha explicado que los miembros del grupo que lidera, procedentes de numerosas regiones de toda España, pero residentes en su mayoría en Castilla-La Mancha, tratarán de dedicar parte de sus recursos a adquirir el equivalente a un camión cargado de alimentos que contratarán en Kampala para su transporte hasta Sudán.

Diez años de guerra civil

La ayuda a Burundi se ha organizado con la ayuda del religioso burundés Tarsicio Niyokindi, que se ordenó diácono en Toledo hace unos pocos meses y piensa regresar en breve a su país para ayudar a sus compatriotas. Niyokindi ha explicado que, tras más de diez años de guerra civil en su país, lo que ahora hace falta es reconstruirlo, "y uno de los problemas que tenemos es la falta de medios para construir escuelas, colegios y dispensarios, porque el Estado no puede hacerlo solo".

La zona de los Grandes Lagos de África ha estado asolada durante años por hambrunas, enfermedades y guerras que han dejado una situación calamitosa en términos humanitarios. "Estamos convencidos de que la lucha contra la pobreza no puede estar condicionada a que los países desarrollados nos venga mejor o peor para colaborar con los países empobrecidos", ha dicho en la presentación la directora general de Acción Social y Cooperación del Gobierno regional de Castilla-La Mancha, Esther Padilla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento