Marruecos ha anunciado la ruptura de las relaciones diplomáticas con Irán por considerar que las críticas de ese país a la defensa marroquí de la soberanía de Bahrein son una "injerencia intolerable en sus asuntos internos", según un comunicado del Ministerio de Exteriores difundido por la agencia oficial MAP.

El enfrentamiento diplomático comenzó cuando un político iraní se refirió al reino de Bahrein como una "provincia iraní"

El incidente diplomático comenzó cuando el  ex presidente del Parlamento iraní Ali Nateq Nuri manifestó a mediados de febrero que Bahrein, que cuenta con una población de 800.000 personas, había sido una provincia iraní.

Ello que provocó la reacción en contra de gran parte de los países árabes, incluido Marruecos que pidió explicaciones al Gobierno iraní sobre la postura de Nateq Nuri.

"Las autoridades iraníes creyeron tener que singularizar a Marruecos y publicar un comunicado con expresiones inaceptables", señala el comunicado marroquí. Esas expresiones no han sido reproducidas.

"Esa actitud inadmisible, dirigida solamente contra Marruecos, da muestra de un activismo probado de las autoridades de ese país, con el objetivo de alterar los fundamentos religiosos del reino y de atacar las bases de la identidad ancestral del pueblo marroquí", indica ese documento.