Un hombre de 43 años, E.D.C.T, a quien el fiscal acusa de haber mantenido relaciones sexuales completas con su sobrina menor, de 14 años, por lo que pide una pena de 18 años de cárcel, ha declarado hoy que la niña
consentía y que rechaza los cargos que se le imputan.

Acudió al centro de salud con su madre porque se encontraba mal y allí descubrieron que estaba embarazada

Así lo han declarado fuentes jurídicas, ya que el juicio se celebra a puerta cerrada por la presencia de la menor, que se encuentra bajo la custodia del Gobierno Regional, institución que se ha personado en el caso como acusación particular.

Según la Fiscalía, el procesado, de etnia gitana, como la menor, está acusado de un delito continuado de agresión sexual, ya que habría violado, bajo amenazas, a la sobrina "casi a diario" durante el verano de 2007 y hasta finales de dicho año, cuando acudía a su casa para ocuparse de la limpieza y de cuestiones domésticas.

Embarazada

El acusado, con antecedentes penales, ingresó en prisión por otro asunto en diciembre de 2007, pero dos meses después, en febrero de 2008, la niña acudió al centro de salud con su madre porque se encontraba mal y allí descubrieron que estaba embarazada.

Las mismas fuentes han informado de que la niña -que dio a luz de forma prematura mediante cesárea un bebé con malformaciones que murió a los pocos días, se encuentra amenazada por el entorno social del agresor, al parecer por haber contrariado ciertas normas gitanas. La vista, que se celebra en la sección primera de la Audiencia Provincial de Ciudad Real, ha sido finalmente aplazada por la incomparecencia de algún testigo.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CIUDAD REAL