Comparecencia de Francisco Camps.
Francisco Camps, con miembros de su Gobierno. Juan Carlos Cárdenas / EFE

El president de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, ha afirmado hoy que asume con "absoluta tranquilidad y paz" la implicación en la supuesta trama de corrupción investigada por la Audiencia Nacional, aunque ha admitido estar "indignado" con algunas informaciones que se están publicando.

El president, quien se ha reafirmado en la declaración de inocencia que hizo cuando su implicación se hizo pública por primera vez, ha asegurado confiar "plenamente en la Justicia" y tener "la conciencia tranquila", además de asegurar que su esfuerzo se seguirá centrando en su labor al servicio de los ciudadanos.

Indignado

"Estoy indignado por las cosas que se dicen y se proponen pero lo asumo con absoluta tranquilidad y paz", ha manifestado, y ha asegurado que hay "circunstancias en la vida que a uno le hacen estar más fuerte, más ilusionado y más convencido que nunca de su trabajo".

Tras asegurar que va a seguir "trabajando todos los minutos de todos los días con más fuerza si cabe como president de la Generalitat", se ha mostrado convencido de que se "hará justicia" porque tiene "la conciencia tranquila, con la honorabilidad de 20 años al servicio de distintas" administraciones e instituciones.

"Como president de la Generalitat voy a continuar trabajando con toda la fuerza y con toda la ilusión, esperando los próximos días con tranquilidad y con paz, y esperando que al final todo acabe como yo creo que tiene que acabar", ha explicado, y ha incidido en que no hay ninguna cuestión que le cause "preocupación".