El "segundo violador del Eixample", Alejandro Martínez Singul, dejara la cárcel de Perpiñán (Francia), donde cumple condena por exhibicionismo, un mes antes de ser juzgado en Barcelona por otra agresión sexual, por lo que la Fiscalía ha ordenado a los Mossos que controlen sus movimientos.

Los Mossos controlarán sus movimientos y evitarán que vuelva a delinquir
Según fuentes judiciales, la Fiscalía Superior de Catalunya ha recibido la notificación de las autoridades judiciales francesas de que el violador múltiple abandonará la cárcel de Perpiñán el próximo 8 de marzo tras cumplir la condena de un año que se le impuso por exhibir sus genitales ante una niña.

Más de un mes después, el 16 de abril próximo, el "segundo violador del Eixample" será juzgado en Barcelona por otra supuesta agresión sexual a una mujer el pasado mes de mayo dentro de un tren en la parada de Arc de Triomf de la capital catalana, delito por el que la fiscalía solicita que sea condenado a once meses de prisión.

Agredió sexualmente a una mujer el pasado mes de mayo dentro de un tren en la parada de Arc de Triomf
Esa supuesta agresión sexual ocurrió un año después de que el violador múltiple, condenado en 1992 a 65 años de cárcel por una decena de agresiones sexuales a niñas y adolescentes, saliera en libertad tras cumplir el máximo de 16 años de pena que le correspondían -de acuerdo con el Código Penal Anterior a 1989-, sin que se le considerara rehabilitado.

Por este motivo, la Fiscalía de Cataluña pedirá a los Mossos d'Esquadra que, en el caso de que Singul decida volver a territorio catalán días antes de acudir a su juicio, lo sometan a un seguimiento "no invasivo" con el fin de controlar sus movimientos y evitar que vuelva a delinquir, según fuentes del ministerio público.