El comercio urbano se reinventa con la pandemia y atrae ya a un 84% de los consumidores

  • La expansión de la Covid-19 han provocado cambios importantes en el comportamiento de los consumidores. 
Compradores este domingo en el Portal de l´Àngel de Barcelona adelantando las compras navideñas.
Compradores en el Portal de l´Àngel de Barcelona.
TONI ALBIR / EFE

El confinamiento, el cierre de centros comerciales y la solidaridad con los comercios de barrio a causa de las restricciones para controlar la expansión de la Covid-19 han provocado cambios importantes en el comportamiento de los consumidores

Según el estudio de la Generalitat 'Recodificando el comercio: claves para adaptarnos al consumidor en un entorno incierto', nueve de cada diez compradores consideran muy importante que el establecimiento genere ocupación local y dinamice la economía de proximidad, y el 84% asegura que acude habitualmente a tiendas urbanas donde puedan comprar con calma y confianza. 

Según los datos extraídos del estudio, la Dirección General de Comerç de la Generaliat, los comercios deben "innovar y arriesgar" durante la pandemia para incrementar su volumen de ventas porque según el documento, casi la mitad de los encuestados (49%) admite que ha descubierto nuevos comercios urbanos gracias a la recomendación de amigos y familiares. 

En este sentido, el estudio muestra que un 80% de los consumidores tiende a recomendar experiencias positivas y, en cambio, castiga poco las negativas (un 27% opta para desaconsejar). "Las propuestas que salgan bien, serán premiadas", afirma el responsable del estudio, Roger Gaspa.

Otro dato destacado del estudio es que los consumidores más jóvenes son el segmento que genera más recomendaciones o desaprobaciones de las experiencias y, por lo tanto, el más influyente. De hecho, el 66% de los encuestados asegura haber descubierto nuevos establecimientos a través del boca-oreja

El documento señala también que las mujeres recomiendan más y más positivamente que los hombres. Es por eso que Gaspa recomienda tirar campañas enfocadas a los clientes más fieles que no al público masivo. "Es mejor que los consumidores más habituales hablen bien de un negocio que no que ser conocido en todo el pueblo", comenta.

Comercio de proximidad

Otros puntos a destacar del estudio es la importancia que dan los consumidores a aspectos relacionados con la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Según el informe, nueve de cada diez encuestados considera "muy importante" que el negocio genere ocupación local y dinamice la economía de proximidad. "Esto se traduce en que el 84% de los consumidores compran habitualmente en el comercio urbano, y la tendencia es que este valor vaya al alza", apunta la directora general de Comerç, Muntsa Vilalta.

Otros aspectos que también valoran los clientes es el hecho que se les garantice la transparencia sobre la fabricación de los productos y el precio (un 90% lo considera mucho o bastante importante), que se ofrezcan envases y embalajes sostenibles y reciclables (86%) y que el negocio esté comprometido con el medio ambiente (86%).

La compra presencial se mantendrá a pesar de la pandemia

A pesar de que las nuevas restricciones ligadas a frenar la expansión de la Covid-19 ha incrementado el número de usuarios que utilizan canales de compra por internet –ha crecido entre un 7% y un 11% durante el confinamiento, dependiendo de los sectores- el estudio mantiene que el mercado 'online' todavía está "lejos" de la compra presencial.

En el caso de los productos frescos, por ejemplo, el 98% de los encuestados apuntan que realizan mayoritariamente la compra de forma presencial. En cuanto a la alimentación no perecedera y los artículos de perfumería y farmacia, el canal físico todavía representa un 97% sobre el total de las ventas. En moda y equipación, el porcentaje es del 89%, mientras que en equipación del hogar, ocio, cultura, electrónica y deportes, esta cifra bordea el 75%.

Sin embargo, la Dirección General de Comerç también recomienda a los diferentes comercios que desarrollen una cartera de venta y servicios a distancia y una digitalización del punto de venta. "Ni mucho menos es el final del comercio físico, pero aquellos negocios que alejados del consumidor 'online' lo pasarán mal", dice Gaspa.

La mitad de los consumidores ha cambiado los hábitos de consumo

Finalmente, el 50% de los encuestados reconoce que la crisis de la Covid-19 ha modificado sus hábitos de consumo, preferencia y maneras de comprar. Más allá de tener en cuenta el precio o la calidad el producto, la seguridad dentro del local ha tomado un nuevo grado de importancia. 

Para los consumidores, el uso de la mascarilla (un 78% admite que influye en su decisión de compra), el uso de gel hidroalcohólico (56%), el pago 'contactless' (54%) y la gestión de colas (52%) son nuevos elementos a tener en cuenta.

Barcelona será en 2021 la Capital Mundial de la Alimentación Sostenible

Coincidiendo con estos cambios de hábitos y preferencias de consumo en los ciudadanos, acelerados por la pandemia, la ciudad de Barcelona se convertirá en 2021 en la Capital Mundial de la Alimentación Sostenible. Una noticia que se conoció a principios de este mes de diciembre y en el acto de presentación la  alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, fijó como objetivo construir un nuevo modelo alimentario "para generar nuevas oportunidades económicas, puestos de trabajo y favorecer el reequilibrio territorial". Para conseguirlo, dijo, este tiene que ser "sostenible, justo socialmente y saludable". 

Por su parte, la consejera de Agricultura, Teresa Jordà, insistió en la necesidad de reconectar el mundo urbano y el rural, dando la importancia que tiene al sector primario. Jordà aseguró que "hay que poner en el centro" a los campesinos, ganaderos o apicultores. 

+ Mercabarna sostenible

+ BCN capital sostenible

Mostrar comentarios

Códigos Descuento