El ex novio de la joven sevillana Marta del Castillo se ha autoinculpado ante la Policía y ha confesado ser el autor de la muerte de la menor, que pudo haberse producido de un fuerte golpe en la cabeza el mismo día de la desaparición.

Tras la confesión, la Guardia Civil ha desplegado un dispositivo de búsqueda de la joven, de 17 años, en un punto del río Guadalquivir situado bajo una pasarela de tráfico. Por el momento, son dos los detenidos por la desaparición de Marta: el ex novio citado, Miguel C.D., de 20 años, detenido el viernes, y un amigo que responde a las iniciales S.B.P, del que no se han facilitado detalles y quien, según los investigadores, no participó en la muerte de la joven pero sí tuvo una "colaboración posterior" con el asesino, que aún no ha sido precisada.

Desde las ocho de la mañana, una lancha neumática de la Guardia Civil rastrea la zona del Puente del Alamillo, y está centrando la búsqueda de Marta, desaparecida el 24 de enero, en los pilares de la pasarela más próximos a la orilla de Camas.

El ex novio de Marta fue detenido tras prestar declaración durante más de 12 horas

Durante la mañana, fuentes de la Delegación del Gobierno en Sevilla confirmaron que el ex novio de la joven fue detenido por "los indicios que lo vinculan a la desaparición", tras más de 12 horas en los calabozos de la Jefatura de Blas Infante prestando declaración.

Hasta el momento, se consideraba a Miguel C. D. como la última persona que vio a Marta del Castillo, después de que declarase a la policía haberla dejado en el portal de su casa la noche de su desaparición.

El cuerpo, prueba fundamental

Las fuentes han añadido que las dos personas fueron detenidas este viernes, y no serán puestas a disposición judicial "hasta que terminen las investigaciones", por lo que previsiblemente la Policía agotará el plazo de 72 horas, que concluye el próximo lunes.

La Policía sigue buscando a la joven, cuya localización es prueba fundamental para continuar la causa, han añadido las fuentes. Por ello, voluntarios de las emergencias de Sevilla han reanunado la búsqueda de Marta por tierra, agua e incluso subsuelo después tras un parón de un día para reestructurar el proyecto de trabajo.

La desaparición de Marta del Castillo está siendo investigada por el juzgado de instrucción 4 de Sevilla, pero en caso de que la Policía vea indicios de que se trata de un caso de violencia de género, los detenidos pasarán a disposición del juzgado de guardia de dicha jurisdicción.

Sospechaban del novio

Los periodistas que hacen guardia en la casa de los padres de Marta, en el barrio de Tartessos, vieron este sábado por la mañana cómo la Policía recogía al padre de la joven pasadas las nueve de la mañana y lo trasladaba a la Delegación del Gobierno en Sevilla, donde el delegado del Gobierno, Juan José López Garzón, le informó personalmente de la marcha de las investigaciones.

Antonio del Castillo, preguntado sobre la detención del ex novio de su hija, ha manifestado que "si lo han detenido, por algo será" y ha añadido que, desde un principio, él siempre ha pensado que estaba implicado.