Coro 544
Imagen de archivo de los miembros de un coro. ARCHIVO

La Policía sueca ha pedido perdón esta semana por derribar la puerta de un hostal al confundir con una mujer pidiendo auxilio lo que en realidad era una soprano practicando, informa el medio local Upi.com.

Un número de agentes sin determinar tomó la decisión de irrumpir en la vivienda después de ver cómo un hombre de aspecto sospechoso entraba en ella poco antes de que una mujer comenzase a gritar.

"Pensaron que alguien estaba sufriendo un daño, y tomaron la decisión de asaltar la vivienda", explica el un portavoz policial.

Sin embargo, tras derribar la puerta encontraron sólo a los miembros de un coro sudafricano ensayando una actuación en la cocina, y el dueño del hostal les explicó que lo que habían oído era la voz de la cantante principal.

Tras esto, los agentes abandonaron el local sin imponer ninguna sanción.