Quince días después de que el viento y la lluvia derribasen la cubierta de la piscina del polideportivo de A Sardiñeira, los operarios iniciaron ayer los trabajos de reparación en el complejo.

Según apuntan en el gimnasio a los socios, la piscina (una de las instalaciones más demandadas) estará lista hacia finales de semana. 

Los usuarios, sin embargo, denuncian que no es la piscina lo único que echan de menos etos días en el centro. Algunos de ellos, como Beatriz Aldao, ven el complejo en un "estado lamentable", donde "cada vez hay menos máquinas que funcionan, y más ofertas para que la gente se apunte". En A Sardiñeira hablan de "problemas puntuales" que se arreglarán "en días".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA