La Unión Europea, Egipto, Turquía y Jordania apoyaron este domingo a la creación de un gobierno de reconciliación en territorio palestino bajo la presidencia del actual líder de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbás, como paso necesario para garantizar la asistencia humanitaria en Gaza.

El ministro de Asuntos Exteriores de la ANP, Riyad al-Maliki, aseguró tras reunirse con sus colegas europeos y de otros países árabes que ha escuchado "voces unánimes de apoyo de la UE", a una "única autoridad palestina legítima, reconocida en todo el mundo, tanto en Gaza como en Cisjordania: la Autoridad Nacional Palestina".

Según Al-Maliki "estaba claro desde el principio" que uno de los objetivos de la ofensiva israelí era la separación entre Gaza, controlada por los islamistas de Hamás, y Cisjordania, dirigida por Al Fatah, y la creación de una nueva entidad en la franja.

La ANP cree que uno de los objetivos israelíes era separar la Gaza de Hamás de la Cisjordania de Al Fatah

"No sólo es que la ANP no lo acepta, tampoco va a haber apoyo de ningún país árabe. Creemos en la unidad territorial, y trabajaremos para la reconciliación nacional, para superar las diferencias y reunir los territorios palestinos", afirmó.

Por su parte, el ministro de Exteriores checo y presidente de turno del Consejo, Karel Schwarzenberg, afirmó que "mientras que Hamás siga defendiendo el terror y la destrucción de Israel, es difícil considerarlo como un socio serio".

Además, explicó que la reunión se había centrado en ver cómo la UE puede ayudar y enviar una misión de observadores "tan pronto como las partes lo permitan".

Insistió en que los pasos a Gaza deben abrirse "de manera regular y predecible", así como en la defensa europea a la solución de los dos estados, palestino e israelí.

Contrabando de armas

El checo explicó que para cumplir con el objetivo de parar el contrabando de armas hacia la franja algunos países miembros de la UE van a ofrecer a Egipto, única frontera de Gaza aparte de Israel, la ayuda que necesite.

Pero su homólogo egipcio, Ahmed Abul Gheit, replicó que desde su punto de vista el contrabando no se produce en su frontera, en todo caso "de manera mínima", sino en la costa.

La iniciativa europea de diálogo con las partes en conflicto incluyó un primer encuentro el pasado miércoles con la ministra de Exteriores israelí, Tizpi Livni, quien se comprometió a garantizar la entrada de ayuda humanitaria en la franja de Gaza.