Mientras los movimientos diplomáticos  para lograr un alto el fuego en Gaza se centran hoy en El Cairo, sobre el terreno siguen los ataques de Israel en la franja de Gaza.Este jueves la artillería israelí ha bombardeado la sede de la agencia de la ONU para los Refugiados en Gaza (UNRWA). El ataque lo ha confirmado Carmen Quintana, directora de proyectos de esta agencia de la ONU, en declaraciones a RNE.

Bombas de fósforo y numerosa artillería
Quintana ha explicado que la situación aún es muy confusa. Según la información de la que dispone, Israel ha atacado la sede de la ONU con tres
bombas de fósforo y numerosa artillería. Cifras provisionales indican que pro el momento hay tres heridos, aunque los datos podrían cambiar cuando sea posible acercarse hasta la sede. Además, Carmen Quintana ha explicado que allí se refugiban 700 personas.

También hay depósitos de combustible muy cerca que están en peligro por el fuego surgido tras el ataque. En los almacenes también había numerosas reservas de alimentos que han sido destruidas.

Atacado un hospital

La artillería israelí también ha alcanzado un hospital de la Media Luna Roja Palestina en Gaza. La cadena de televisión qatarí Al Yazira informa de que la farmacia del hospital y el segundo piso de un edificio que alberga varias oficinas administrativas en el barrio de Tel Hawa están en llamas como consecuencia de los bombardeos. Alrededor de 500 personas, incluidos médicos y enfermos, se encontraban dentro del hospital en el momento del ataque.

El secretario general de la ONU está "indignado"
Tras los ataques, el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, expresó su indignación. "Hay que detener el fuego de manera inmediata y llegar a una tregua", dijo Ban, en una rueda de prensa en Jerusalén tras mantener una reunión con la ministra israelí de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni.

El secretario general de la ONU dijo que "es inaceptable" lo que está ocurriendo en Gaza y que "el número de víctimas hasta ahora es demasiado grande".