El Constitucional polaco considera ilegal el aborto por malformación del feto

  • Para Polonia la interrupción del embarazo por malformación del feto es inconstitucional
  • La oposición polaca ha calificado a este fallo como una "villanía política"
Manifestantes polacas protestan por la nueva ley del aborto.
Manifestantes polacas protestan por la nueva ley del aborto.
EFE/EPA/JAKUB KACZMARCZYK POLAND OUT

La interrupción del embarazo por malformación es inconstitucional. O así lo ha dictado, este jueves el Tribunal Constitucional de Polonia, el país de la Unión Europea (UE) más restrictivo con el derecho al aborto. 

De esta forma, los únicos supuestos legales permitidos para ejercer el aborto en esta nación se reducen a violación, incesto y grave riesgo para la salud de la madre. Una respuesta del tribunal ante la querella que presentada, hace tres años, por un grupo de parlamentarios de de Ley y Justicia (PiS), el partido ultraconservador y nacionalista que lidera una coalición en Polonia con mayoría absoluta.

Los demandantes consideraban que el aborto por malformación del feto es una forma de eugenesia que no respeta la dignidad humana y, por lo tanto, no podía tener cabida en la constitución. Y la misma fue reenviada al Constitucional el año pasado, ya que la anterior había quedado en suspenso por el fin de la legislatura previa.

Ante la ilegalización de este derecho, las reacciones políticas no se han hecho esperar. Parlamentarios de Ley y Justicia (PiS), el partido en el gobierno, y otros conservadores celebraron la sentencia. "¡La vida ha ganado! ¡La vida es lo más importante!", ha publicado en Twitter el diputado Artur Dziambor.

Por el contrario, gran parte de la oposición ha criticado el fallo del Constitucional. "El tribunal del PiS ha prohibido el aborto en Polonia. Las mujeres en Polonia serán torturadas. Tendrán hijos con anencefalia, con espina bífida, sin corazón,... niños que morirán en agonía", ha lamentado la diputada del izquierdista Razem Marcelina Zawisza. Es más, el exprimer ministro polaco y expresidente del Consejo Europeo Donald Tusk, de la oposición liberal, ha llegado a calificar tales hechos de "villanía política".

Según los datos del Ministerio de Sanidad, en 2019 se practicaron en este país (con casi 38 millones de personas) apenas 1.110 abortos legales. De ellos, 1.074 (el 96 %) se llevaron a cabo por malformación del feto. Un derecho que no volverá a ser legítimo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento