Barack Obama guarda silencio mientras "vigila de cerca" lo que sucede en Gaza

  • El presidente electo de EE UU rechaza hacer declaraciones excusándose en que aún hay un presidente al mando del país.
  • Una de las medidas de Obama al conformar su gabinete fue renovar en su cargo Robert Gates, actual Secretario de Defensa con Bush.
Manifestantes protestan contra el ataque de Israel sobre Gaza vistiendo caretas de Edhud Olmert y Barack Obama. (REUTERS)
Manifestantes protestan contra el ataque de Israel sobre Gaza vistiendo caretas de Edhud Olmert y Barack Obama. (REUTERS)
REUTERS

El presidente electo de Estados Unidos Barack Obama "vigila de cerca" el desarrollo del ataque militar israelí sobre Gaza, pero hasta el momento no se ha pronunciado públicamente. "Vigila de cerca los eventos globales, incluida la situación", indicó en un comunicado la portavoz de seguridad nacional Brooke Anderson.

Anderson rechazó sin embargo comentar la violencia en Gaza utilizando una frase reiterada por Obama y su equipo: "Hay un presidente y tenemos la intención de respetar esto". Obama asumirá la presidencia el 20 de enero de 2009.

Esta actitud de cautela y de reserva de Obama respecto a la delicada situación política internacional (en parte una herencia envenenada de la anterior administración que tendrá que afrontar cuando suba efectivamente al poder) ha causado sorpresa, y hasta indignación, en la comunidad internacional.

Si bien Obama no se ha pronunciado sobre la política exterior estadounidense -sí, en cambio, sobre la difícil situación económica-, una de sus primeras decisiones al anunciar su gabinete fue la de mantener en su puesto a Robert Gates, actual secretario de Defensa en el Gobierno republicano de Bush.

Obama "parcial"

Hay un único indicio de la futura política de Obama: cuando fue candidato a la Casa Blanca tomó partido por Israel frente a Hamás durante una visita a la ciudad israelí de Sderot, objeto regular de lanzamientos de cohetes palestinos. "Si alguien disparase cohetes sobre mi casa donde duermen mis dos hijas cada noche, haría todo lo posible para que eso cesase", dijo entonces.

El jefe en el exilio de Hamas, Khaled Mechaal, criticó el viernes la "parcialidad" de los occidentales y la actitud de Obama. "Los inicios (de Obama) no son buenos. Usted interviene en Bombay, pero no dice nada del crimen del enemigo (israelí). La política de parcialidad debe cesar", estimó haciendo referencia a los atentados en India a finales de noviembre, en los que hubo 172 muertos, entre ellos nueve asaltantes.

Sin embargo, el futuro presidente debería gozar de expectativas positivas en el mundo árabe, ya que su elección suscitó grandes esperanzas de cambio en materia de política extranjera de este país.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento