Miles de palestinos se manifiestan en las calles convocados a un "Día de la Ira"

  • En respuesta al asesinato de la familia de uno de sus líderes.
  • Comienza la evacuación de ciudadanos extranjeros.
  • Esto puede significar una inminente incursión terrestre.
  • Se cierran los pasos con Cisjordania para impedir la entrada de palestinos.
Un herido palestino es transportado en ambulancia.
Un herido palestino es transportado en ambulancia.
REUTERS

Miles de palestinos han salido a la calle en respuesta al llamamiento del grupo islámico Hamas de convertir la jornada en el 'Día de la ira' contra los ataques israelíes, que continúan por séptimo día consecutivo y que dejan ya un saldo de al menos 420 muertos y más de 2.000 heridos, según fuentes médicas en Gaza.

Israel ha reforzado en todo el país la protección de lugares públicos, como mercados, centros comerciales y sinagogas, aunque no se han producido graves disturbios hasta el momento.

El 'Día de la ira' insta a los palestinos a manifestarse tras la jornada de rezos en venganza por el asesinato del líder de Hamas Nizar Rayan , de 51 años, en una incursión aérea que también costó la vida a sus cuatro esposas y a once de sus hijos, según un nuevo balance. También miles de palestinos han participado en los entierros, al norte de la Franja de Gaza.

Un portavoz del Hamas, Ismaïl Radwane, afirmó que "todas las opciones están abiertas" para responder a esa agresión, incluidas los atentados suicidas.

Siete días de bombas

La ofensiva militar israelí en Gaza ha entrado hoy en su séptimo día con el temor de la población a una invasión. Israel ha permitido la evacuación de unos 443 extranjeros que viven en la franja palestina, lo que se interpreta como el preámbulo de una inminente incursión terrestre.

Por su parte, el cooperante español Alberto Arce, del movimiento Free Gaza, asegura que permanecerá en la franja de Gaza "para ser testigos de los crímenes que está cometiendo Israel contra la población palestina". "Hemos decidido quedarnos para ser testigos de los crímenes que está cometiendo Israel contra la población palestina", dijo este cooperante de Gijón de 32 años.

"Ahora que sabemos que no dejan entrar en Gaza a periodistas extranjeros, consideramos que a la labor humanitaria que vinimos hacer se le añade la tarea de convertirnos en los ojos, las palabras y los oídos de la comunidad internacional, que se ve privada de obtener testimonios en directo de lo que ocurre aquí", añadió.

Salida de extranjeros

El cruce  fronterizo de Erez se ha abierto para permitir la salida de residentes extranjeros. Muchos de estos son cónyuges de palestinos y sus hijos. Entre ellos, según fuentes militares israelíes, estadounidenses, rusos, moldavos, ucranianos, turcos y noruegos.Sin embargo los pasos a Cisjordania han permanecido cerrados, excepto en el caso de personas que precisan asistencia médica.

Mientras la situación en Gaza es "traumatizante" y la población carece de lo mínimo esencial debido a que sólo el 10% de la ayuda necesaria entra en el territorio, según una empleada de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA).

En declaraciones a la agencia de noticias Ats, la cooperante suiza Suzanne Leuenberger ha señalado que se requerían diariamente 400 camiones de ayuda

humanitaria y otros 200 de materias primas para que los habitantes de Gaza puedan vivir normalmente.

Una veintena de ataques

Esta mañana la ofensiva ha continuado con la destrucción de una mezquita en el norte de la franja, que según el Ejército, Hamás utilizaba como centro de operaciones y para almacenar misiles Grad y otras armas.

A lo largo de la madrugada y del día de hoy el Ejército israelí ha realizado más de una veintena de ataques. Uno de ellos dejó 21 muertos, 11 de ellos niños, por lo que la cifra total ya asciende a más de 420 desde que empezaran los ataques.

Otro de los factores que aumentará la tensión hoy es que Hamás ha declarado la jornada como día de la ira.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento