Los magistrados de los cuatro juzgados de Violencia sobre la Mujer de Sevilla han mostrado su "honda preocupación" por la "situación crítica" que atraviesan los órganos que dirigen como consecuencia de la huelga convocada desde el pasado 27 de noviembre por los funcionarios al servicio de la Administración de Justicia.

El decano de los jueces de Sevilla, Federico Jiménez Ballester, explicó que el pasado 17 de diciembre se celebró en la capital una Junta de jueces de Violencia sobre la Mujer que, entre otros particulares, tenía como objeto el análisis de la situación en que se encuentran los asuntos objeto de tramitación por estos juzgados a raíz de la huelga actual.

Así las cosas, el decano de los jueces sevillanos manifestó que los titulares de los citados órganos están "preocupados" por el rumbo que han comenzado a seguir tales juzgados debido a la huelga que se desarrolla desde el 27 de noviembre de forma ininterrumpida con un "altísimo" seguimiento.

Trabajo pendiente

Al hilo de ello, los juzgados de violencia de género tienen ya alrededor de 200 escritos pendientes de proveer, un número cercano a los 100 atestados y diligencias penales sin incoar y otros tantos asuntos civiles pendientes de incoación. Del mismo modo, se han suspendido un elevado número de diligencias penales de carácter no urgente.

La huelga que mantienen los trabajadores de los cuatro juzgados de Violencia para reclamar "mejores condiciones laborales" cumplió un mes el pasado 27 de diciembre sin un acuerdo, ni siquiera un acercamiento de posturas, entre la Administración y los sindicatos en torno a las guardias establecidas para los citados juzgados a partir del próximo 1 de enero.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE SEVILLA