Jóvenes y vivienda
Imagen de archivo de una manifestación de jóvenes por una vivienda digna. 20MINUTOS

Las viviendas de protección pública (VPP) y de precio concertado serán más accesibles a los bolsillos de los valencianos. La Conselleria de Vivienda anunció ayer que incluirá en su plan autonómico de vivienda 2009-2012 una reducción de los precios máximos de ambos tipos de inmuebles que rondará el 5% de media en toda la Comunitat.

Los precios podrían bajar más en algunos municipios

El conseller, José Ramón García Antón, explicó que «los precios podrían bajar en unos municipios más que en otros, para que realmente exista una diferencia entre los precios de los pisos de renta libre y los protegidos», dijo. Esta medida viene tan sólo ocho meses después de la aprobación de un decreto que supuso un fuerte incremento en los precios: «En aquel momento la realidad del mercado era muy diferente a la actual. Los precios de los pisos de renta libre están bajando y por eso hay que actualizar también los de las viviendas protegidas», comentó Antón.

Otra de las novedades que recogerá este plan, que se aprobará el próximo mes de enero, es la posibilidad de que los pisos de renta libre, de hasta 120 y 150 metros cuadrados útiles y que lleven más de un año construidos, puedan pasar a calificarse, si el promotor lo desea, como VPP y de precio concertado, respectivamente: «De esta forma se podrá dar salida a alrededor de 20.000 de las 80.000 viviendas en stock que hay en la Comunitat», dijo Antón.

Esta medida será temporal, por lo que los promotores que quieran acogerse a ella podrán hacerlo hasta «finales de 2009». Para adquirir una VPP en la Comunitat es necesario ingresar anualmente no más de 43.419 euros anuales, mientras que para solicitar ayudas para la entrada de la compra de VPP este límite se reduce a 27.912 euros, según los datos facilitados por la Conselleria de Vivienda.

Fomentarán los pisos de alquiler

La construcción de pisos de alquiler y la de alquiler con opción a compra son otras de las modalidades que la Conselleria quiere fomentar con este nuevo plan. Para ello, el promotor que quiera edificar este tipo de viviendas podrá pedir el 100% de las ayudas antes del inicio de las obras. A cambio, los inquilinos pagarán precios reducidos de alquiler. En el caso del que tiene opción a compra, transcurridos los 10 años de arrendamiento se descontará un mínimo del 50% de los alquileres pagados.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA