El invierno será seco y más cálido
El invierno será seco, sobre todo en la mitad occidental de la península. (ARCHIVO) ARCHIVO

Un descenso acusado de las temperaturas está previsto para después del día de Navidad, a partir del 26 de diciembre, cuando se esperan precipitaciones previsiblemente intensas en Cataluña y la Comunidad Valenciana, mientras que la cota de nieve se situará en torno a los 800 metros.

Las lluvias podrían extenderse al sur y el suroeste penincular los días 28 y 29
Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), en una predicción especial para Navidad, a partir de los días 26 y 27 de diciembre se esperan precipitaciones débiles a moderadas en el área mediterránea, acompañadas de vientos del Este y Noreste moderados a fuertes, en contraste con la influencia de las altas presiones de estos días, con atmósfera estable y escasa nubosidad, en general.

Es posible que las precipitaciones, más débiles y dispersas, se extiendan a otros puntos de la mitad este peninsular, Ceuta y Melilla, y en Canarias, se esperan precipitaciones, en general débiles, en las islas occidentales, a donde se aproximará una borrasca a partir del día 24, afectando al archipiélago ese día y el siguiente.

Extensión de las lluvias

Los días 28 y 29 de diciembre podrían continuar las precipitaciones en el área mediterránea y extenderse a las comunidades del sur y suroeste peninsular, y serán más frecuentes e intensas posiblemente en Cataluña, Comunidad Valenciana y proximidades del Estrecho.

En el resto del país se espera un aumento de la inestabilidad siendo el noroeste la zona de menor probabilidad de precipitación.

Se mantendrá el viento de componente Este, con intervalos de fuerte, en el área mediterránea y Estrecho. Las temperaturas tienden a bajar; en Canarias, es probable un tiempo estable.