Este año no ha hecho falta apresurarse para hacer la compra de Navidad. Quien tenga el frigorífico lleno desde hace un mes no se habrá ahorrado nada, porque los precios no han subido estas últimas semanas.
La crisis ha provocado que los comerciantes hayan evitado estirar los precios, tal y como ha ocurrido desde hace años justo antes de la celebración de la Navidad.

El viernes, todos los tenderos del mercado de La Ribera y de Santutxu admitían que ni siquiera esta semana esperaban que se produjera un encarecimiento. Y la contención de precios se mantendrá también en vísperas de Nochevieja y Reyes. Y tampoco la huelga en Mercabilbao parece que vaya a tener gran repercusión. Al menos, el viernes la normalidad fue la tónica general y no hubo problemas de suministro. Hoy, mañana y pasado se mantienen los paros y puede que ya se empiece a notar la falta de algún producto, sobre todo pescado y marisco.

El mercado de La Ribera es algo más caro que el de Santutxu

 

Así, según la comprobación realizada por este diario en los dos mercados bilbaínos mencionados, hay un producto que destaca por encima de todos por su encarecimiento: el besugo. No en vano es uno de los platos estrella en la mesa de Nochebuena en muchos hogares del País Vasco.

El cordero, otro plato imprescindible, ha mantenido las últimas semanas un precio exacto de 18 euros el kilo en La Ribera. El año pasado el kilo salía por un euro más. Igual se ha comportado estas últimas semanas el precio de la merluza. El solomillo también ha mantenido el precio de 44 euros el kilo, pero es cierto que ya en noviembre tuvo una muy fuerte subida, cercana a los 10 euros el kilogramo.

En general, La Ribera, que ofrece buen producto y a buen precio, tiene precios algo más elevados que el mercado de Santutxu.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO