Cuatro perros abandonados disfrazados de langostinos felicitan la Navidad a los madrileños en la Puerta del Sol y promueven la adopción con carteles que rezan "Esta Navidad ¡Llévame a casa!"

El objetivo de la campaña es promover la adopción y el sacrifio cero
Voluntarios de la asociación protectora de animales El Refugio cantan un villancico compuesto por los perros y acompañan a los cuatro animales disfrazados en la céntrica plaza madrileña.

Los protagonistas de la nueva campaña de El Refugio son: Isidoro: un perro negro, de 5 años, que fue recogido en Madrid muy desnutrido hace ya 3 años; Boston: cruce de pastor alemán, macho, recogido en la sierra de Madrid tiene 8 años; Sumatra: encontrada en Guadalajara, es un cruce de podenco hembra de 2 años; y finalmente Jake, de 2 años recogido en Ciudad Real con todo el cuello degollado con un cuchillo de caza, de color negro, muy cariñoso.

Uno de los perros fue degollado por un cuchillo de caza
El objetivo de la campaña es "promover la adopción y el sacrificio cero", según un comunicado de la asociación.

Los perros y gatos recogidos por El Refugio están vacunados, esterilizados, identificados con microchip y analítica, por lo que están en mejores condiciones sanitarias que los que se venden en las tiendas.

Además insisten en que conocen su carácter, su tamaño y dan una información responsable a la persona que quiere adoptar.

El coste de la adopción es de 70€ en los que se incluyen todas su vacunas, cartilla, microchip, esterilización y con su analítica, informa el centro.