El río que los lleva en la Tomatina
. Albert Gea/REUTERS