Una niña india, sana y salva, tras clavarse una aguja de tejer desde el ojo al cerebro

  • Los doctores dicen que es una de las agujas más gordas que han visto.
  • Tras una intervención quirúrgica de 3 horas y media, está bien.
  • Tiene aún el ojo hinchado pero sus médicos le darán el alta muy pronto.
Radiografía e imagen de la pequeña. (REUTERS)
Radiografía e imagen de la pequeña. (REUTERS)
Se llama Kumkum, tiene un año y medio y mucha suerte, porque tras clavarse una aguja en el ojo, esta niña india, ha salvado milagrosamente la visión.

La aguja, como se puede apreciar en la radiografía, atravesó su ojo y se clavó en el cerebro, pero el cirujano Deepak Gupta consiguió extraérsela sin que le quedaran secuelas a la niña.

Una aguja de tejer

"Era una aguja de tejer, más gruesa que las de coser", cuenta el cirujano, "por lo que hubo que ser mucho más cuidadosos para no dañarle el ojo ni el cerebro".

Un equipo de cuatro doctores llevó a cabo una operación que duró tres horas media. El ojo de Kumkum está todavía hinchado, pero en un par de días recibirá el alta, dijeron sus médicos.

"Considerando el gran tamaño de la aguja y la edad de la niña podemos decir que es un caso único en India" explicó Gupta, quién antes había visto casos con agujas de coser más finas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento