"Este ha sido nuestro tsunami"

El alcalde de Biloxi (Misisipi), la localidad más afectada por el paso de Katrina, se refería así a los efectos del huracán, que ha dejado más de 30 muertos en su ciudad, la mayoría de ellos tras desplomarse un bloque de apartamentos. Los equipos de rescate se centran en la búsqueda de víctimas, cuyo número asciende a 68, aunque podría aumentar en las próximas horas, y en proporcionar ayuda a los cientos de personas afectados por el huracán. "La devastación en la zona es enorme", indicó el gobernador del Estado de Misisipi.
Vecinos de Nueva Orleans se intentan desplazar tras las inundaciones (AP).
Vecinos de Nueva Orleans se intentan desplazar tras las inundaciones (AP).
AP

Las víctimas mortales por la embestida del huracán Katrina se cifran en este momento en 68. Además, más de un millón de personas están sin luz en tres estados de EE UU.

La mayoría de las muertes se han producido en el estado de Misisipi. Al menos 50 personas perdieron la vida en el estado, 30 de ellos en Biloxi, al derrumbarse el edificio del que se refugiaban del Katrina, como consecuencia del embite de los vientos huracanados.



Ruinas de los edificios de apartamentos en
Misisipi al paso del huracán (Reuters)

Otras tres personas murieron por la caída de árboles y al menos dos automovilistas perecieron en accidentes de tráfico. Y los equipos de emergencia todavía no han llegado a una zona costera en la que, según el gobernador de Misisipi, Haley Barbour, el desastre "en vidas humanas" sería "muy grande". Los informes hablan de que el número de víctimas podría ascender a 80.

Barbour hizo un llamamiento a los ciudadanos evacuados de las zonas de mayor riesgo para que no regresen a sus hogares hasta que se les autorice a hacerlo. "Llegó a Misisipi como una tonelada de ladrillos. Es un huracán terrible", dijo Barbour.

Los equipos de rescate se han visto desbordados e impotentes, y contemplan como muchas personas que no evacuaron la zona se han subido a los tejados de sus casas para pedir auxilio desesperadamente.

Katrina golpea con furia Alabama

En el Estado de Alabama hay al menos otros dos muertos. La furia de los vientos y de la lluvia destruyó ventanales, derribó árboles y tendidos eléctricos en las calles centrales de Mobile y obligó a evacuar las casas cercanas a la costa, dijeron fuentes policiales.

Como resultado, la mayor parte de sus calles han quedado inundadas, especialmente en el sector portuario, mientras continúa la crecida de ríos y canales, señalaron las fuentes.

El alcalde de Mobile, Michael Dow, informó de que las inundaciones han sido peores que las provocadas en el centro de la ciudad por el huracán "George" en 1998.

El servicio de distribución eléctrica, Alabama Power, informó de que alrededor de 160.000 clientes se han quedado sin suministro y que se teme que el problema se agrave en las próximas horas debido a las inundaciones.

Al deterioro se han sumado los tornados que están sacudiendo varios sectores del estado, principalmente los más cercanos al Golfo de México, indicaron las fuentes.

Entre tanto, Katrina, que antes de tocar tierra en la desembocadura del río Misisipi avanzaba con vientos de más de 240 kilómetros por hora, se ha debilitado y ahora los vientos son de poco más de 100 kilómetros por hora, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH), en Miami.

En su último boletín del lunes, el CNH informó de que el ojo de Katrina, a punto de quedar rebajado a tormenta tropical, estaba a unos 45 kilómetros al norte de la ciudad de Laurel, en el estado de Misisipi.

Añadió que Katrina avanza hacia el norte a unos 24 kilómetros por hora, velocidad que aumentará en las próximas horas en la medida en que siga debilitándose. De acuerdo con la escala Saffir-Simpson, un huracán se convierte en tormenta cuando la intensidad de sus vientos se encuentra entre 118 y 63 kilómetros por hora.

Nueva Orleans esquiva el huracán

A medida que Katrina barría el Golfo se temía que fuera a barrer Nueva Orleans - la mayor parte de la cual está por debajo del nivel del mar y protegida sólo por diques. Estos diques cedieron según el alcale, provocando la inundación del 80% de la ciudad.

En la ciudad conocida como la cuna del jazz, la tormenta destruyó ventanas de rascacielos, cubrió las calles del turístico Barrio Francés de escombros y despegó partes del techo del estadio de fútbol Superdome, donde se refugiaron alrededor de 10.000 personas cuando las autoridades de la ciudad ordenaron una evacuación obligatoria.

NOTICIAS RELACIONADAS
Mostrar comentarios

Códigos Descuento