Logo del sitio

Cómo hacer una bechamel ligera y sin grumos

Bechamel
La bechamel es básica para hacer platos gratinados o croquetas.
Archivo

La bechamel es una salsa cuyo origen se le atribuye a la cocina francesa e italiana. Se elabora añadiendo leche a una masa de harina y una grasa, que suele ser la mantequilla.

La receta de esta salsa no se ha modificado sustancialmente a lo largo de los años. La bechamel se ha popularizado en la elaboración de platos gratinados que contienen pasta o verduras, solas o con carne o pescado. Pero es también una "salsa madre", base de otras muchas.

Con ella podemos preparar infinidad de recetas, algunas tan clásicas como las croquetas, la lasaña o los canelones. De manera que podemos hacer bechamel a nuestro gusto dependiendo del uso que vayamos a darle.

Se prepara en un momento. La receta clásica, a partir de medio litro de leche, lleva unos 40-45 gramos de mantequilla y 40-45 de harina, pero hoy queremos hacer una bechamel ligera. De modo que nos quedamos con sólo 35 gramos de mantequilla y otros 30 gramos de harina.

Ingredientes

  • 35 gramos de mantequilla
  • 30 gramos de harina
  • Medio litro de leche
  • Nuez Moscada
  • Sal

Información práctica

  • Tiempo de elaboración: 30 minutos
  • Calorías: unas 127 kcal (los 100 gramos)

Elaboración

  1. Tamizamos la harina.
  2. Usamos dos cazos: en uno ponemos la leche a calentar y en el otro derretimos la mantequilla a fuego lento.
  3. Cuando la mantequilla se haya derretido y esté caliente, añadimos la harina.
  4. Con un batidor de varillas vamos mezclándolo todo.
  5. Tenemos que dejar que se cueza porque si lo dejamos poco tiempo la bechamel sabrá a harina cruda.
  6. Debemos conseguir entonces una pasta semi líquida que habrá cogido un ligero color marrón, el que sale de que la harina se dore pero no se queme.
  7. Mientras, en el otro cazo la leche se habrá calentado.
  8. La añadimos poco a poco sin dejar de remover para evitar los grumos.
  9. Apartamos la cazuela del fuego y seguimos removiendo.
  10. A continuación, la cocinamos a fuego medio-lento durante unos 10 minutos hasta que espese.
  11. Removemos con frecuencia para evitar que se queme o se formen grumos.
  12. Cuando alcance el espesor deseado echamos una pizca de sal, rallamos por encima un poco de nuez moscada y removemos. Ya está.
  13. Recuerda que si nos queda más espesa de lo que buscamos siempre podremos añadir un poco más de leche.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento