La temporada de esquí arranca con más fans y nieve que nunca

  • El número de federados en Vizcaya casi se ha duplicado en dos años.
  • Este puente, las estaciones pirenaicas estaban al 100%.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO
Esther Arconada, practicando el esquí en Pirineos.
Esther Arconada, practicando el esquí en Pirineos.

Los gestores de las estaciones de esquí de los Pirineos, tanto franceses como españoles, estaban preocupados antes de que llegara el puente. Temían que la crisis provocara un mutis por el foro masivo de esquiadores y las pistas lucieran vacías. Sin embargo, tras el puente, es difícil borrarles la sonrisa de la cara, ya que, al menos, los vascos no les han fallado.

Y, por lo que parece, seguirán dando la cara durante el resto de la temporada, porque ya hay muchos que están reservando sus plazas para Navidad y Semana Santa.

Animados por los continuos temporales de frío y nieve de las últimas semanas, miles de vascos acudieron en masa a las estaciones para practicar el deporte de invierno por excelencia. Prácticamente todos los pueblos pirenaicos con pistas estaban al 100% de ocupación.

«Esta temporada hay muchas ganas, porque llevamos un par de años malos, con muy poca nieve», señala Alberto Serrano, secretario de la Federación Vizcaína de Deportes de Invierno. Sólo en el territorio vizcaíno, hay unos 3.000 federados, casi el doble que hace dos años, aunque son unas 15.000 personas las que esquían con asiduidad.

Eso sí, eso tiene una desventaja para los aficionados: la cantidad de esquiadores en las pistas. «Ni crisis ni nada, este fin de semana ha venido todo el mundo a esquiar; casi no podías bajar sin chocarte con alguien», explicaba ayer Daniel Mota, joven bilbaíno practicante de snowboard.

Esther Arconada. Barakaldo, 28 años.  

«Estaba en francia, pero se oía mucho euskera»

Esther, baracaldesa de 28 años, ha pasado el puente en la estación de esquí de Cauterets, en el Pirineo francés, un lugar cada vez más frecuentado por los esquiadores vascos. «Estábamos en Francia, pero casi no se oía francés, sólo castellano y euskera», comenta. Ante la posibilidad de pasar los días en la nieve, lo tiene claro. «Aunque haya crisis, sabíamos que este puente iba a estar lleno. Nosotros ni nos lo pensamos», explica.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO

Mostrar comentarios

Códigos Descuento