Comerciantes de Recaredo, hartos de que los coches ignoren la zona de carga y descarga

  • No pueden habilitar las zonas habilitadas porque "siempre están ocupadas"
  • Se arriesgan a ser multados por la Policia
  • MÁS NOTICIAS DE SEVILLA
Camión intentando descargar en la calle Recaredo
Camión intentando descargar en la calle Recaredo
JAVIER LUQUE

«¿No hay nadie que arregle el problema de la carga y descarga?», dice indignado Francisco José Peña, comerciante de la calle Recaredo. Las puntos de carga y descarga más cercanos a su negocio (frente a la Capilla de Los Negritos) están en la plaza Carmen Benítez (junto a San Roque) y «siempre están ocupados» por turismos, como ha comprobado 20 minutos.

La Policía Local multa a los vehículos mal estacionados, pero «la grúa sólo se lleva los coches que aparcan en el espacio que queda frente a la iglesia, no los que ocupan esta zona reservada», señala. Esta situación obliga a Francisco, al resto de comerciantes y a las empresas de reparto de butano, bebidas... a cargar y descargar toda su mercancía en el punto habilitado para ello en Amador de los Ríos, «si es posible encontrar un hueco» (también está ocupada por turismos), o frente a sus negocios, arriesgándose por tanto a que la Policía les multe por invadir la acera.

Eso es lo que le ocurrió a Francisco el pasado noviembre y le costó 150 euros: «¿Cómo puedo trabajar, si no puedo traer material a la tienda? (vende azulejos, sanitarios, solerías...). No puedo estar pagando multas así cada dos por tres», dice. Francisco, como el resto de comerciantes, tampoco entiende por qué no se sanciona de igual forma a las motocicletas que aparcan a diario en la acera, pues también «obstaculizan el paso de los peatones».

En Carmen Benítez hay un espacio reservado para ellas, pero lo ocupan coches. Este problema lo sufre también la autoescuela de la zona. En 10 meses, han multado su coche 20 veces. Cada vez que acaba una clase práctica, el vehículo vuelve a Recaredo para «descargar y cargar» alumnos, lo que sólo les lleva de dos a cinco minutos.

Rocío Medina. Regenta una tienda de ropa. «Multan a un camión de mudanza».

«Nosotros no tenemos problemas tan graves como otros comerciantes de la zona, pero sí los transportes que nos traen envíos de mercancía y los clientes que vienen a recoger los chaqués que alquilamos. Aquí hemos visto de todo, pero lo más grande ha sido que la Policía Local multara al vehículo de una empresa que estaba haciendo una mudanza y que aparcó en la acera porque no había otro sitio».

Estrella Ruiz. Propietaria de una librería: «Cada vez está peor»

«Para descargar los dos últimos palés de libros que nos han llegado hace poco para Navidades, los operarios de la empresa de transportes tuvieron que dejar el camión en la calle Amador de los Ríos, porque las zonas de carga y descarga estaban completamente ocupadas e ir andando hasta la librería. Desde que se ha puesto en marcha el sentido único en la Ronda, esto cada vez va a peor».

MÁS NOTICIAS DE SEVILLA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento