Diez consejos de conducción si este verano te 'enganchas' a la caravana

Las caravanas son remolques que necesitan un vehículo tractor.
Las caravanas son remolques que necesitan un vehículo tractor.
PXFUEL

Las vacaciones con la casa a cuestas están en auge y las caravanas son una modo de viajar seguro y sin tener que preocuparse por el alojamiento. Pero, al contrario que con otros tipos de vehículo, requieren una conducción más atenta. 

Las caravanas se distinguen de las autocaravanas o de las camper porque no tienen motor: precisan de un vehículo tractor que las mueva. Son un tipo de remolque que se engancha al coche y se traslada de un lado a otro. 

Hasta una cierta masa máxima (750 kilos peso) pueden conducirse con el carnet B y en caso de sobrepasar el límite será necesario obtener el permiso B69 o el B+E. 

Para evitar sanciones o incluso sustos en carretera, es necesario conocer los límites de velocidad, que son diferentes cuando se viaja con este remolque. 

En autopistas y autovías habrá que circular a un máximo de 90 kilómetros por hora, en vías secundarias con más de un carril por sentido o un arcén de un metro medio el límite será de 80 y en el resto de calzadas, 70 kilómetros por hora. En zonas urbanas, habrá que respetar el límite genérico de 50 o de 30 kilómetros. 

Una conducción segura

Una vez que se conocen los aspectos generales y las normas de seguridad vial que pueden afectar a la conducción y al bolsillo, el Real Automóvil Club de España ha lanzado una serie de consejos para facilitar la tarea de arrastrar una caravana. 

Al tratarse de un remolque y no simplemente de un vehículo más grande, requiere de unas ciertas técnicas y cuidados para que el viaje se complete de principio a fin con seguridad y con éxito. 

  • Antes de iniciar un viaje debes revisar el estado y la presión de los neumáticos y el de los líquidos, también del remolque. 
  • Revisa el enganche de la caravana y los agarres de emergencia. 
  • Siempre es aconsejable llevar un seguro de viaje para unas vacaciones más seguras.
  • Lleva toda la documentación (vehículo+remolque) y no olvides el teléfono del seguro y de la asistencia en carretera.
  • Tendrás que utilizar retrovisores que sobresalgan un máximo de 20 centímetros con respecto a la anchura del vehículo. Cuanto más separados estén, mejor visibilidad tendrás.
  • La conducción debe ser suave, sin acelerones ni frenadas bruscas, para evitar que el conjunto de vehículo y remolque se desestabilice.
  • Conduce a una velocidad estable en la que te sientas cómodo, pero no demasiado lenta porque se generan riesgos innecesarios con el resto de vehículos. 
  • Si te sorprendiera viento fuerte durante el viaje, lo más prudente será reducir la velocidad e incluso detener el vehículo hasta que el tiempo mejore. De igual modo tienes que actuar en caso de climatología adversa.
  • Los adelantamientos son situaciones de riesgo y más al viajar con caravana. Evítalos y, en caso de ser necesario, nunca adelantes a más de un vehículo a la vez.
  • Si no estás habituado a conducir caravanas o vehículos grandes, es aconsejable practicar algunas maniobras antes de iniciar la marcha: aparcamiento, marcha atrás, giro cerrado…
Mostrar comentarios

Códigos Descuento