¿Qué es Ciudad 30 y cómo puede mejorar la salud pública y la seguridad vial?

<p>Todas las calles de único sentido están limitadas a 30 km/h.</p>
Todas las calles de único sentido están limitadas a 30 km/h.
JORGE PARÍS

Durante este último mes, el tráfico rodado se ha visto reducido hasta en un 90%, lo que ha aportado grandes beneficios como el descenso en picado de la contaminación en los grandes núcleos urbanos. Además, ha dado qué pensar a los planificadores urbanos y a los expertos en materia de movilidad, que se plantean grandes cambios para el futuro.

Cuando los peatones puedan volver a transitar las calles, se espera que estén considerados como la base de la ‘pirámide’ vial, ya que además habrá que realizar las adaptaciones necesarias para que se respete la distancia interpersonal de al menos un metro y medio durante las semanas que vienen. O, al menos, así lo estima la Dirección General de Tráfico.

Con este nuevo contexto expuesto encima de la mesa, vuelve a ponerse sobre el ella ‘Ciudad 30’. ¿Qué es ‘Ciudad 30’? Es un planteamiento que defiende la reducción de la velocidad a 30 kilómetros por hora de todo el tráfico rodado urbano y que es toda una tendencia en Europa y en algunas ciudades españolas. El principal argumento para defender esta postura es que reduciendo en 20 kilómetros la velocidad de los coches, las lesiones que se podrían sufrir en un accidente no serían tan graves. 

Contaminación y seguridad

Los beneficios que podría aportar la implementación de Ciudad 30 en todo el país se verían reflejados en ámbitos muy diversos. Uno de ellos sería el medio ambiente, ya que reduciría en gran medida la emisión de gases nocivos. Obviamente, esta implementación tiene que ir acompañada de un impulso a los vehículos eléctricos y de una mayor disponibilidad de puntos de recarga.

Además, la situación del tráfico sería más tranquila y permitiría una mayor conciliación con otro tipo de vehículos como bicicletas o patinetes, aparte de con los peatones, fomentando así el uso de dispositivos de movilidad que también mejoren la salud de sus usuarios. Todo esto estaría acompañado de una disminución del nivel de ruido, también beneficiosa para la salud.

Por último, y cómo se ha comentado anteriormente, la reducción de la velocidad reduciría al mismo tiempo los accidentes de tráfico, al permitir una mayor anticipación y reacción a posibles situaciones de riesgo, así como las lesiones graves derivadas de las colisiones peatón-coche. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento