Las claves para entender la movilidad en patinete eléctrico

Un patinete eléctrico en imagen de archivo
Un patinete eléctrico en imagen de archivo
LIME - Archivo

Los patinetes eléctricos han irrumpido en las calles con fuerza y tanto ayuntamientos como organismos gubernamentales de tráfico se han pronunciado durante varios meses sobre la regulación y la normativa que deberían seguir.

Tras varios vaivenes, la Dirección General de Tráfico dictaminó el pasado 4 de diciembre una nueva instrucción provisional que afecta directamente a estos vehículos. Considerados Vehículos de Movilidad Personal, deberán acatar una serie de normas de circulación bajo posibilidad de multa.

- Respecto al seguro. Los VMP no precisarán seguro de accidentes, no se necesitará permiso para su conducción y no será necesario matricularlos. En este punto, la normativa no cambia la situación anterior y todo se mantiene igual.

- Por la acera, no. Ya en 2016 se prohibió el uso del patinete en la acera, pero esta nueva instrucción consolida la norma. Aunque todavía se ven patines eléctricos circulando por aceras junto a los peatones, a partir de se expondrán a multas de hasta 200 euros.

- Con luces. Igual que con las bicicletas, los conductores de MVP deberán llevar un chaleco reflectante o las luces necesarias para circular de noche. No hacerlo conlleva una sanción de 200 euros.

- Prohibido el uso del móvil y de auriculares. Al ser considerados un vehículo, el uso del teléfono móvil o de cascos para escuchar música está sancionado con 200 euros.

- Con casco y protección. Será necesario el uso del casco al subirse a un patinete eléctrico, algo que todavía no es muy común en todos los usuarios de estos MVP. Las ordenanzas municipales podrán regular el resto de elementos de protección, pero circular sin casco costará otros 200 euros.

- Límite de velocidad. Uno de los principales problemas que planteaban los patinetes era la velocidad que podían llegar a alcanzar y no estaba regulada. A partir de ahora, el límite se ha fijado en 25 kilómetros por hora.

- Ni alcohol ni drogas. Al igual que cualquier otro conductor, pueden ser sometidos a test de alcoholemia y drogas los usuarios de patinete. La sanción puede alcanzar los 1.000 euros, debido a la peligrosidad de conducir en estado de embriaguez.

- ¿Dónde dejar el patinete? Con las nuevas empresas de MVP compartido, era habitual encontrarse patinetes eléctricos en cualquier parte de la ciudad. Con esta normativa, se regula el estacionamiento de los mismos en manos de los ayuntamientos aunque la DGT “aboga por que la acera sea del peatón”.

- De uno en uno. A partir de ahora ya no se podrá circular de a dos en patinete eléctrico, bajo sanción 100 euros. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento