Zapatero
Zapatero, en una foto de archivo Archivo

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, insistió en que "el único destino de la banda terrorista ETA es abandonar las armas y disolverse".

Zapatero reiteró que "el único destino de aquellos que guardan silencio, comprenden, o miran hacia a otro lado ante la violencia es condenarla".

Según el presidente, lo único que pueden hacer los violentos y quienes los apoyan es "rechazar cualquier tipo de actuación que implique coacción o amenaza" ya que es "incompatible con la libertad y es incompatible con la democracia".

Zapatero hizo estas declaraciones en el transcurso de una visita a Gran Canaria, después de que miles de personas se manifestaran en Bilbao, sin que se produjeran incidentes, en un acto en el que dirigentes de la ilegalizada Batasuna le pidieron que se "sacuda las presiones del PP" e intente el proceso de Paz.

La manifestación, que suscitó fuertes críticas por parte del PSOE y del PP, ha provocado también reacciones de diferentes fuerzas políticas que se congratularon de que se desarrollara sin incidentes y sin una prohibición expresa por parte de la Consejería vasca de Interior.

Zapatero se trasladó hasta la cumbre de Gran Canaria para visitar la zona afectada por los incendios declarados el pasado 21 de julio, que consumieron 153 hectáreas de monte en los municipios de Artenara, Valleseco y Tejeda.

NOTICIAS RELACIONADAS