Decenas de parejas divorciadas de Asturias se ven obligadas a convivir bajo el mismo techo y algunas de ellas incluso se replantean su separación porque no consiguen vender su piso (se tardan en vender entre ocho meses y un año de media) o no pueden permitirse comprar o alquilar otra vivienda de forma individual.


Esta situación puede ser incluso violenta.

«Se dan casos que incluso llegan a las manos», explica la abogada Margarita Magariños, especialista en derecho de familia.

En Asturlex han asistido sólo este mes a una decena de casos de este tipo. Y la situación se repite, según han confirmado otros abogados a 20minutos.
«Se plantean vender la casa pero tal y como están los bancos que no conceden créditos no la venden y no tienen liquidez para irse a otra casa, entonces llegan a plantearse esta solución», explican. Algunos optan por «dividir» la vivienda y otros simplemente conviven en habitaciones separadas.
Este tipo de casos han proliferado sobre todo desde el año pasado «antes no nos habíamos encontrado con cosas similares», comentan. Y las parejas que toman la decisión se seguir viviendo en la misma casa son variadas: «Tenemos matrimonios con más de 50 años y otros de 40».
Según los expertos la crisis puede provocar un descenso en el número de divorcios si la situación económica no mejora. Los abogados asturianos tramitan una media de 10 divorcios al día.
CONSULTA AQUI MAS NOTICIAS DE OVIEDO Y GIJON