El Ministro de asuntos exteriores alemán amenaza con nuevas restricciones si los turistas no son responsables

  • Ha calificado a los turistas alemanes que participaron en una fiesta sin seguridad como peligrosos y desconsiderados.
  • Maas ha reducido las expectativas de cara a un rápido levantamiento de las restricciones de viaje aún en vigor.
  • El ministro de Sanidad alemán ya alertó de que las vacaciones en Europa podrían propiciar rebrotes de COVID-19.
El ministro alemán de Interior, Thomas de Maiziere (i), se sienta junto al ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble (c), y al ministro alemán de Justicia, Heiko Maas (d), al comienzo de la reunión semanal del consejo de ministros en Berlín, Alemania.
El ministro alemán de Interior, Thomas de Maiziere (i), se sienta junto al ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble (c), y al ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas (d).
EFE / WOLFGANG KUMM

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, ha advertido este jueves de que podrían ser necesarias nuevas restricciones relacionadas con la pandemia, si los turistas en el extranjero no se comportan con responsabilidad, tal y como ocurrió el fin de semana pasado en Mallorca.

"Justo acabamos de conseguir la reapertura de las fronteras en Europa. No debemos ponerla en juego con comportamientos temerarios. Si no, serán inevitables nuevas restricciones", ha alertado el ministro en una entrevista concedida a los diarios del grupo alemán Funke.

Maas ha calificado la conducta de los turistas alemanes en Mallorca que fueron fotografiados participando en una fiesta multitudinaria y sin medidas de seguridad como "no solo peligrosa, sino desconsiderada", recordando que las reglas están para proteger a la población local y, al regreso, a sus conciudadanos.

Además, el ministro ha reducido las expectativas de cara a un rápido levantamiento de las restricciones de viaje aún en vigor y que afectan a países con los que habitualmente Alemania tiene mucho tráfico de viajeros en verano, como Turquía.

"En muchos países se está produciendo ahora una segunda ola y ya solo por ese hecho no podemos permitirnos experimentos con las advertencias", ha señalado el ministro, destacando que la prioridad es la salud de los viajeros.

El ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn, ya había alertado esta semana que las vacaciones en Europa pueden propiciar rebrotes de COVID-19 si se incumplen las normas básicas, recordando que la pandemia no ha concluido.

"Tenemos que tener mucho cuidado de que el Ballermann no se convierta en un segundo Ischgl", ha agredado, comparando el conocido local de El Arenal, en Mallorca, y la localidad austríaca en la que se produjeron contagios que a principios de año propagaron el virus por varios países europeos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento